El obispo de Cartagena visitó a los afectados por la DANA en Los Alcázares Lorca Planes: "No hay que caer en la desesperanza. Dios está con nosotros y no se olvida de nadie"

El obispo, en Los Alcázares
El obispo, en Los Alcázares

«La gente está muy afectada porque son las segundas inundaciones en poco tiempo y aún hay muchas familias que están pagando préstamos y sufriendo las consecuencias de las primeras», aseguró Rubén Cordoba, párroco de Los Alcázares

El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, su obispo auxiliar, Sebastián Chico, y los vicarios que integran el Consejo Episcopal, visitaron este miércoles Los Alcázares, el municipio más afectado por la gota fría, así como Torre Pacheco, destacando la labor de los voluntarios y recordando que desde Cáritas continuarán ayudando a los afectados por las inundaciones.

Cinco días después de la primera inundación, muchas calles siguen aún intransitables. Los obispos y vicarios, acompañados por el párroco de Los Alcázares, Rubén Córdoba, y el alcalde, Mario Pérez Cervera, visitaron la zona cero del municipio.

El obispo agradeció el trabajo y esfuerzo de los voluntarios y servicios de emergencias que, a día de hoy, continúan trabajando en las labores de limpieza. Como presidente de Cáritas Diocesana, Lorca aseguró que además de la ayuda material, será necesaria también ayuda psicológica. Durante la visita, Lorca charló con varios vecinos. «No hay que caer en la desesperanza. Dios está con nosotros y no se olvida de nadie», les dijo. Por su parte, el alcalde agradeció la colaboración ciudadana, la ayuda de los vecinos y de los voluntarios llegados desde diferentes localidades, «sin ellos, nos llevaría meses limpiar calles y casas».

Alerta roja en el litoral
Alerta roja en el litoral

El párroco de esta localidad espera que la situación que viven no quede en el olvido: «La gente está muy afectada porque son las segundas inundaciones en poco tiempo y aún hay muchas familias que están pagando préstamos y sufriendo las consecuencias de las primeras», aseguró Rubén Cordoba, quien destacó que «pese a lo dramático de la situación, lo único bueno es que ahora no importan las diferencias políticas, que muchas veces separan a la gente, porque todos los vecinos se han unido bajo un mismo corazón».

Consejo Episcopal extraordinario

A las 10.30 horas, comenzaba, en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Torre Pacheco, el Consejo Episcopal extraordinario convocado por el Obispo para visitar después la zona y conocer así, de primera mano, los daños ocasionados por la gota fría en los municipios de la zona del Campo de Cartagena. Tras la reunión del Consejo, escucharon algunos testimonios de las familias afectadas de la zona y visitaron el barrio de San José.

Posteriormente, a las 13.30 horas, el alcalde de Torre Pacheco, Antonio León, recibía a los obispos y vicarios en el ayuntamiento. Allí, el alcalde destacó la solidaridad de su pueblo con los vecinos afectados. Por su parte, el obispo señaló la labor de todos los voluntarios y recordó que desde Cáritas continuarán ayudando a quienes se han visto afectados por las inundaciones.

Etiquetas

Volver arriba