El Nacimiento incluye un detallado protocolo anti-covid y una cárcel para los corruptos El belén de Momán se adapta a la pandemia y exige la PCR a los Reyes Magos

El belén de Momán
El belén de Momán

El párroco, Luis Rodríguez Patiño, instala un Nacimiento en el que las figuras deberán mantener distancia de seguridad y respetar el toque de queda

Este año sólo habrá seis niños pastores y "deberán mantener la distancia de seguridad". Además, “se instala una taberna, que cerrará a partir de las 10 de la noche”

El cura decidió también que San José, la Virgen y el Niño no pueden estar juntos en el pesebre, ya que no son convivientes

Tampoco se permite la presencia de un ángel “por si aletea y pudiese tener un efecto aerosol” y, por lo tanto, pudiese propagar el virus

Ya nadie se sorprende de las novedades que introduce cada año el belén de Momán (Xermade, A Coruña). Este año, la reivindicativa representación del Nacimiento incluye un detallado protocolo anti-covid y una cárcel para los corruptos.

De esta forma, la capilla de San Antón de Momán exportará estas Navidades un belén muy adecuado a estos tiempos de pandemia. Su párroco, Luis Ángel Rodríguez Patiño, explica que este año sólo habrá seis niños pastores y "deberán mantener la distancia de seguridad". Además, “se instala una taberna, que cerrará a partir de las 10 de la noche”, de acuerdo con el toque de queda impuesto por el Gobierno.

El mes pasado, la participación en el Belén se restringió a todo el personal no esencial ("el carro, las lavanderas, el panadero, los romanos de Herodes...") y en ningún caso se podrá superar el 50% de la capacidad, señala Rodríguez Patiño. Eso sí, “las ovejas pequeñas, los cerdos, las cabras y los patos no cuentan”, matiza.

El cura decidió también que San José, la Virgen y el Niño no pueden estar juntos en el pesebre, ya que no son convivientes, pero se colocará un cordón de seguridad a dos metros de la cuna. Las restricciones también afectan a los Magos de Oriente, que “tendrán que venir antes para pasar la cuarentena” y “hacerse una PCR”. Y añade: “Los camellos quedarán confinados en la última ciudad por la que pasen”.

Belén de Momán
Belén de Momán

Además, tampoco se permite la presencia de un ángel “por si aletea y pudiese tener un efecto aerosol” y, por lo tanto, pudiese propagar el virus.

O belén de Momán adáptase á pandemia e esíxelles PCR aos Reis Magos

O párroco Luis Rodríguez Patiño instalou un Nacemento no que as figuras deberán manter a distancia de seguridade e respectar o toque de queda.

Xa ninguén se sorprende ao coñecer as novidades que introduce cada ano o belén de Momán (Xermade). Desta volta, a reivindicativa representación do Nacemento inclúe  un detallado protocolo anti-covid e un cárcere para os corruptos.

Así, a capela de San Antón de Momán exporá este Nadal un belén moi adaptado a estes tempos de pandemia. O párroco, Luis Ángel Rodríguez Patiño, explica que este ano só haberá seis nenos pastores e “deberán manter unha distancia de seguridade”. Ademais, “se se instala unha taberna, pecharase a partir das dez da noite”, de acordo ao toque de queda imposto polo Goberno.

Belén de Momán
Belén de Momán



Do mesmo xeito, a participación no Belén queda restrinxida para todo o persoal non esencial (“o carro, as lavandeiras, o panadeiro, os romanos de Herodes…) e en ningún caso se poderá superar o 50% da capacidade, sinala Rodríguez Patiño. Iso si, “as ovellas pequenas, os porcos, as cabras e os patos non contan“, precisa.

O cura decidiu que San Xosé, a Virxe e o Neno poden estar xuntos no pesebre, xa que son convivintes, pero colocarase un cordón de seguridade a dous metros do berce. As restricións tamén afectan aos Magos de Oriente, que “terán que vir antes para pasar a corentena” e “facer unha PCR”. “Os camelos quedarán na última cidade confinada pola que pasen”, engade.

Ademais, tampouco está permitida a presenza do anxo “no caso de que aletee e teña un efecto aerosol”, por se acaso iso puidese propagar o virus.

Belén de Momán
Belén de Momán

Etiquetas

Volver arriba