En el difícil contexto derivado de la pandemia, se han logrado más de 1.000 contrataciones Más de 2.400 personas participan en el programa de integración laboral de Fundación La Caixa y el Ministerio del Interior

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el presidente de la Fundación ”la Caixa”, Isidro Fainé, minutos antes de empezar el acto para impulsar Reincorpora
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el presidente de la Fundación ”la Caixa”, Isidro Fainé, minutos antes de empezar el acto para impulsar Reincorpora

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el presidente de la Fundación ”la Caixa”, Isidro Fainé, han suscrito hoy un acuerdo para dar continuidad a Reincorpora, programa dirigido a internos que están cumpliendo la parte final de su condena, y el Programa CiberCaixas Solidarias para dar formación en competencias digitales

En 2020, en el dificultoso contexto derivado de la pandemia, se han logrado más de 1.000 contrataciones. Desde la puesta en marcha de esta colaboración, en 2011, Reincorpora ha facilitado itinerarios de inserción social y laboral a 15.846 internos.

De este modo, tienen la oportunidad de construir un futuro distinto a través de itinerarios personalizados en que los participantes mejoran sus habilidades y refuerzan los valores que les ayudarán en su camino hacia la
integración social y laboral

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el presidente de la Fundación La CaixaIsidro Fainé, han firmado un acuerdo de 4.215.000 euros en virtud del cual la entidad da continuidad a su programa de reinserción sociolaboral de personas privadas de libertad, especialmente ante las dificultades añadidas durante la pandemia derivada de la Covid-19, y al Programa CiberCaixas Solidarias en Centros Penitenciarios.

Reincorpora se puso en marcha en 2011 como evolución del programa de becas para reclusos que la Fundación ”la Caixa” venía desarrollando desde 2006 y con el objetivo de ofrecer formación a este colectivo.

Grande-Marlaska y Fainé.
Grande-Marlaska y Fainé.

Servicios a la comunidad

Una de las piedras angulares de Reincorpora es la participación de los internos en servicios a la comunidad dirigidos a dar respuesta a necesidades del entorno más inmediato: atención y acompañamiento de personas mayores, talleres de alimentación saludable para niños y adolescentes, y tareas medioambientales, por citar solo tres ejemplos. De este modo, el programa fomenta competencias, habilidades y valores, al mismo tiempo que promueve la participación social y el compromiso cívico de los participantes. En 2020, se beneficiaron de estos servicios 5.485 personas.

La colaboración de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (TPFE), así como la implicación de centros de inserción social, centros penitenciarios, centros de formación y entidades sociales vinculadas a Incorpora, el programa de integración laboral de la Fundación ”la Caixa”, permiten sumar esfuerzos y combatir prejuicios.

Reincorpora es un programa dirigido a los internos que están cumpliendo la parte final de su condena.
Reincorpora es un programa dirigido a los internos que están cumpliendo la parte final de su condena.

Programa CiberCaixas Solidarias en Centros Penitenciarios

El Programa CiberCaixas Solidarias en Centros Penitenciarios se inició en el año 2008 y se ha extendido a ocho Centros Penitenciarios y 11 Centros de Inserción Social. Su objetivo es dar formación en competencias digitales a las personas internas por parte de voluntarios seniors, creando un espacio intergeneracional compartiendo valores como la responsabilidad y el respeto. En los últimos cinco años, han participado en el programa un total de 11.020 internos y más de 1.000 personas mayores voluntarias han ofrecido formación.

El pasado 2019, la Fundación ”la Caixa”, de forma coordinada con el Ministerio y ante el aumento de la población mayor reclusa, creó el Programa de atención y promoción de la autonomía, un programa de actividades que incide en el bienestar físico y emocional de las personas mayores en prisión, con el objetivo de mejorar su autonomía y crear espacios de relación y ayuda entre ellos. Está dirigido a personas mayores que cumplen condenas en los centros penitenciarios, población especialmente vulnerable y aislada.

Por una Iglesia mejor informada

Volver arriba