Monseñor Martínez indignado por el siniestro accidente en el que murieron 54 migrantes Arzobispo de Tuxtla: "La sangre de los hermanos migrantes clama al cielo"

Víctimas migrantes
Víctimas migrantes

A través de un comunicado, Mons. Fabio Martínez pidió a las autoridades crear condiciones favorables para el flujo de migrantes

Señaló que un accidente como el ocurrido muestra una vez más el terrible drama que viven los migrantes en su paso por México, y evidencia la corrupción que aún prevalece en torno al tema migratorio

"¿Cómo es posible que un tráiler lleno de migrantes pase desapercibido por los puntos de revisión?", se pregunta

"La sangre de estos hermanos clama al cielo; la corrupción institucionalizada clama al Cielo; la indiferencia ante el dolor de los migrantes clama al Cielo", advierte

(Desde la fe).- A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Tuxtlalamentó el accidente ocurrido hacia las 15:30 horas en la carretera Chiapa de Corzo-Tuxtla, que dejó un saldo de 54 migrantes fallecidos y un alto número de lesionados.

En el accidente ocurrido a la altura de la colonia El Refugio -refiere el comunicado firmado por el Arzobispo de Tuxtla, Mons. Fabio Martínez Castilla-, estuvo involucrado un tráiler que transportaba de manera ilegal a un numeroso grupo de migrantes centroamericanos.

Señaló que un accidente como el ocurrido muestra una vez más el terrible drama que viven los migrantes en su paso por México, y evidencia la corrupción que aún prevalece en torno al tema migratorio.

¿Cómo es posible que un tráiler lleno de migrantes pase desapercibido por los puntos de revisión? ¿Cómo es posible que se permita que decenas de personas viajen es esas condiciones inhumanas, poniendo en peligro sus vidas? ¿Qué autoridades están coludidas para que estas cosas puedan suceder?

En este sentido, el Arzobispo de Tuxtla hizo un enérgico llamado a las autoridades del país para que establezcan los mecanismos necesarios a fin de que no se repitan situaciones como ésta, y se creen las condiciones “para la tan anhelada migración segura, ordenada y regular, que tanto se necesita en medio de la presente crisis humanitaria”.

A través de dicho comunicado, Mons. Fabio Martínez Castilla manifestó su consternación por este lamentable suceso que -aseveró- se suma a la larga lista de sufrimientos que las personas migrantes padecen a su paso por tierras mexicanas. Asimismo, pidió a Dios por las personas fallecidas y lesionadas, así como por sus familiares.

A nombre de dicha Iglesia particular, Mons. Fabio Martínez pidió encarecidamente a las instituciones de salud e instancias de servicios médicos que atiendan humanitariamente a los heridos. Y a los sacerdotes, que organicen en sus parroquias momentos de oración por los afectados, y promuevan la solidaridad por medio de Cáritas.

"La sangre de estos hermanos clama al cielo; la corrupción institucionalizada clama al Cielo; la indiferencia ante el dolor de los migrantes clama al Cielo"

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba