Luigi Manganiello Mierres era profesor y coordinador de pastoral juvenil y vocacional del colegio De La Salle Asesinan a un religioso lasallano en Venezuela

Hermano Luigi Manganiello Mierres
Hermano Luigi Manganiello Mierres

La Iglesia venezolana lamentó la pérdida del religioso lasallano Luigi Manganiello Mierres, asesinado en la madrugada del miércoles 6 de enero

El religioso de 49 años descubrió a unos delincuentes robando en la Unidad Educativa De La Salle, en Barquisimeto, donde trabajaba y residía, y en el enfrentamiento lo golpearon hasta quitarle la vida

Con este hecho, son dos los miembros de este colegio asesinados para cometer un robo. El primero fue Ramón Ramírez, vigilante del lugar

(AICA).- En la madrugada del miércoles 6 de enero fue asesinado en Venezuela el hermano Luigi Manganiello Mierres, miembro de la comunidad lasallana, profesor y coordinador de pastoral juvenil y vocacional del colegio De La Salle, de Barquisimeto, estado Lara.

El religioso de 49 años había descubierto a delincuentes robando en la Unidad Educativa De La Salle, en Barquisimeto, donde Manganiello trabajaba y residía, y ante el enfrentamiento, lo golpearon hasta quitarle la vida. 

El cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de Caracas; el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de Caracas; y los obispos auxiliares de Caracas, lamentaron y repudiaron el asesinato.

Al hermano Manganiello lo describieron como “un hombre servicial, humilde”. Fue director del colegio lasallano San José, miembro de la junta directiva de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec) en un período, además de coordinador de pastoral de seccional y actualmente cumplía funciones como coordinador de pastoral y acompañante de los centros lasallanos en Barquisimeto.

El religioso, de ascendencia italiana, era originario de Puerto Cabello, estado de Carabobo. Llevaba varios años de labor en el Colegio De La Salle, en donde se inició como docente. 

Con este hecho, son dos los miembros de este colegio asesinados para cometer un robo. El primero fue Ramón Ramírez, vigilante del lugar, quien fue golpeado brutalmente por tres sujetos que entraron a robar en enero de 2016.

Volver arriba