IV taller provincial de las comisiones diocesanas de pastoral de la comunicación social en Veracruz Cardenal Arizmendi anima a evangelizar: "Tomar conciencia de la importancia de la comunicación en la Iglesia"

Cardenal Arizmendi anima a evangelizar
Cardenal Arizmendi anima a evangelizar

El pasado miércoles 06 de julio de 2022 en la casa de la Iglesia del puerto de Veracruz, se llevó a cabo el IV taller provincial de las comisiones diocesanas de pastoral de la comunicación social

Las conferencias estuvieron a cargo del cardenal Felipe Arizmendi Esquivel, quien ha ejercido su ministerio como pastor entre balas y guerrillas; en verdaderas periferias existenciales, levantando la voz en favor de los derechos humanos y acompañando al pueblo que le ha sido confiado

"Para que toda comunicación al interior de la Iglesia surta efecto es importante ser siempre cercanos a la gente, al pueblo, conocerlos, escucharlos y alentarlos. Eso es lo más importante"

Contó los desafíos que ha tenido que sortear en la edición de la biblia para los indígenas y de la radio en idiomas propios de los ambientes donde se ha encontrado. Estaciones de radio cultural y religiosas atendidas en su mayoría por los mismos indígenas

El pasado miércoles 06 de julio de 2022 en la casa de la Iglesia del puerto de Veracruz, se llevó a cabo el IV taller provincial de las comisiones diocesanas de pastoral de la comunicación social. Las conferencias estuvieron a cargo del cardenal Felipe Arizmendi Esquivel. Se contó con la presencia además de los voceros de las ocho diócesis de la provincia, de los laicos que integran las oficinas de comunicación social, seminaristas, religiosas y algunos sacerdotes. Los trabajos los encabeza monseñor José Rafael Palma Capetillo, obispo auxiliar de Xalapa.

Foto familia
Foto familia

La reunión comenzó con las palabras de bienvenida de Monseñor Carlos Briseño, obispo de Veracruz, de inmediato tomó la palabra don Felipe Arizmendi, conocido por su valentía a la hora de enfrentar problemas y desafíos y fecundo escritor de OEM, quien ha ejercido su ministerio como pastor entre balas y guerrillas; en verdaderas periferias existenciales. Con los pobres, los indígenas y los marginados. Un pastor con olor a oveja que siempre ha gustado de primerear, estando donde está su rebaño, levantando la voz en favor de los derechos humanos y acompañando al pueblo que le ha sido confiado.

Comentó que lo primero y lo más importante es encontrarse con Jesús, estar con Él, para que, contagiándose de las maneras y estilos de Jesús, sea siempre posible contagiar a los demás de esa alegría. La función de todo comunicador en la Iglesia consiste en comunicar la alegría del evangelio.

Para que toda comunicación al interior de la Iglesia surta efecto es importante ser siempre cercanos a la gente, al pueblo, conocerlos, escucharlos y alentarlos. Eso es lo más importante, pues muchas veces no se podrán resolver todos los problemas, tal como Jesús no resucitó todos los muertos y ni curó todos los enfermos. Pero sí estuvo siempre cercano a su pueblo, escuchándolos y alentándolos. Esa es la tarea más importante de todo buen comunicador.

Comunicación
Comunicación

Fiel a su estilo y siguiendo el método que le ha caracterizado ver, pensar y actuar, recordó la grandeza que mana de “Aparecida”, retomada con la frescura de “La alegría del evangelio” y del “Proyecto Global de Pastoral”. Concientizando de la importancia que tiene la comunicación en la Iglesia. Para esto es importante, también, hacer uso de todo lo que conviene según las ciencias de la comunicación. Contó los desafíos que ha tenido que sortear en la edición de la biblia para los indígenas y de la radio en idiomas propios de los ambientes donde se ha encontrado. Estaciones de radio cultural y religiosas atendidas en su mayoría por los mismos indígenas.

Fue un encuentro animado por un hombre de Dios y del pueblo, su experiencia llena de rostros, el conocimiento cierto de los problemas que lastiman a nuestro pueblo ha enriquecido mucho su exposición que ha dejado a todos el impulso para continuar con su labor como comunicadores católicos en ambientes de muerte y migración, de pobreza y de exclusión, en lugares donde las estructuras se han corrompido y se impone el dolor y la impunidad.

Al final de las conferencias magistrales se concelebró la eucaristía, posteriormente se compartieron los alimentos y por la tarde se realizaron algunos talleres y se dieron propuestas para próximos encuentros.

Conferencia Felipe Arizmendi
Conferencia Felipe Arizmendi

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba