Cáritas Argentina sobre la ley del aborto: "No es un pedido de las comunidades vulnerables" Andrea Imbroglia: "A las mujeres que quieren abortar y son pobres, envíelas con nosotros que nos ocuparemos"

andrea imbroglia ante la Cámara de Diputados argentina
andrea imbroglia ante la Cámara de Diputados argentina

Cáritas Argentina manifestó su rechazo al proyecto de legalización del aborto ante la Cámara y puso en foco a las comunidades pobres, que día a día son acompañadas en el todo el país

"¿Cuál será el siguiente límite moral si ahora se permite la eliminación de algunas personas que molestan? ¿Se van a atrever a avanzar sobre más personas vulnerables, personas ancianas, personas improductivas?, increpó

"Señoras y señores legisladores, por favor cuiden la vida de todas las personas en todas sus dimensiones y no legalicen su eliminación", reclamó

(Valores religiosos).- Cáritas Argentina, como organismo de la Conferencia Episcopal Argentina, participó del debate en la Cámara de Diputados este martes, en horas de la tarde.

Con la presencia de Andrea Imbroglia, en representación de la organización, Cáritas Argentina manifestó su rechazo al proyecto de legalización del aborto y puso en foco a las comunidades pobres, que día a día son acompañadas en el todo el país.

Imbroglia habló en representación de las mujeres pobres y dijo: “El aborto NO es un pedido de las comunidades vulnerables. Lo afirmamos desde la realidad de los territorios, y no desde algunas ideologías ni desde la religión ni desde los escritorios”.

“Las mujeres piensan, sienten y miran al aborto y todo lo que lo rodea como una gran crueldad”, contó sobre su experiencia diaria con millones de personas de las barriadas del país.

Según Imbroglia, “los pobres en su inmensa mayoría intuyen, saben y defienden que (lo que está en gestación) es “vida humana y persona” y “nunca consideran a quien está en sus vientres como su propio cuerpo”.

“A las mujeres que quieren abortar y son pobres, por favor envíelas con nosotros que nos ocuparemos y estaremos a su lado”, rogó la representante de la Iglesia católica.

Asimismo, documentó que “en Cáritas nos dedicamos todos los días a recibir la vida como viene. Con sus fragilidades, desaciertos y pobrezas. Somos testigos de cómo es posible acompañar y sostener en las situaciones límites, y cómo es posible multiplicar dispositivos comunitarios para sostener y cobijar a las mujeres y a la vida por nacer, especialmente en sus primeros 1000 días de vida”, dijo, haciendo referencia a que ya cumplen los objetivos del proyecto que el gobierno mandó al Congreso en simultáneo con el de aborto.

Por último, la referente hizo alusión a que la palabra «dignidad» en su etimología significa «valor» y se preguntó: “¿Cuál será el siguiente límite moral si ahora se permite la eliminación de algunas personas que molestan? ¿Se van a atrever a avanzar sobre más personas vulnerables, sobre personas ancianas, sobre personas improductivas?

“Señoras y señores legisladores, por favor cuiden la vida de todas las personas en todas sus dimensiones y no legalicen su eliminación”, reclamó.

Volver arriba