Comunicado del Episcopado colombiano sobre situación laboral del país Obispos de Colombia: "El desempleo es una verdadera calamidad social"

Empleo en Colombia
Empleo en Colombia

Los obispos recuerdan que el trabajo es un bien y un derecho fundamental y a aseguran que no se puede reducir la situación laboral a estrategias de producción o cáculos materiales

Valoran las iniciativas gubernamentales y privadas que actualmente se adelantan para superar la crisis laboral

Piden "avanzar hacia formas de asegurar de manera permanente una renta básica para los sectores más pobres y vulnerables"

(CEC).- Frente a la crisis de desempleo que enfrentan hoy los colombianos por cuenta de la pandemia del Covid-19, la Conferencia Episcopal de Colombia, acogiéndose al magisterio de la Iglesia, presenta en un comunicado a la opinión pública algunas consideraciones a tener en cuenta:

1. El trabajo es un derecho fundamental y un bien para cada persona. 

2. No se puede reducir la situación laboral a estrategias de producción o a cálculos materiales.  

3. El trabajo tiene en sí mismo una naturaleza social: es clave esencial en la vida de las comunidades humanas para lograr el bien común y el desarrollo integral. 

4. El desempleo es una “verdadera calamidad social”.

En el comunicado, los obispos valoran las iniciativas gubernamentales y privadas que actualmente se adelantan para superar la crisis laboral, a la vez que exhortan a promover la participación de todos los ciudadanos en la búsqueda de soluciones que lleven a la formalización del empleo: “abrir nuevas plazas de trabajo, respetar los derechos de los trabajadores y procurar condiciones laborales dignas para todos”.

El Episcopado Colombiano reconoce la ayuda que se ha prestado a través de programas, a quienes han quedado sin empleo, y pide “avanzar hacia formas de asegurar de manera permanente una renta básica para los sectores más pobres y vulnerables, como algunos lo vienen promoviendo, ya que ésta es una manera de expresar conciencia social y de construir solidariamente la justicia social”.

Finalmente, los obispos se dirigen a los trabajadores pidiéndoles su cooperación en la consecución de ocupar puestos de manera honesta, estar abiertos al diálogo y al compromiso con el bien común. 

Para leer el comunicado completo, pinche pinche aquí.

Volver arriba