El poder del arte para crear conciencia Czerny bendice una 'escultura-sorpresa' sobre la acogida a migrantes y refugiados

Cardenal Czerny bendiciendo la escultura 'Be welcoming'
Cardenal Czerny bendiciendo la escultura 'Be welcoming'

La breve ceremonia, presidida por el prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano, tuvo lugar en la iglesia de Santa María del Lago de Chicago

La estatua de bronce, titulada "Be Welcoming" (Sean acogedores), es obra de Timothy Schmalz, autor del monumento a los migrantes de la Plaza de San Pedro

(Vatican News).- Una invitación a la bondad hacia los que más a menudo soportan la indiferencia de los demás. Lo recuerda una escultura del canadiense Timothy Schmalz, autor, entre otras, de la gran escultura de los "Ángeles Inconscientes", los migrantes y refugiados, bendecida hace tres años por el Papa en la plaza de San Pedro, donde se encuentra junto a la columnata de la izquierda.

El mismo estilo realista -y el mismo material, el bronce- vuelven en la obra bendecida ayer por el Cardenal Michael Czerny, Prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano, en el espacio frente a la iglesia estadounidense de Santa María del Lago en Chicago.

La escultura que representa a un hombre en busca de acogida

Un ángel disfrazado

"Be Welcoming", es el título de la estatua, es decir, “Sean acogedores”, y representa a primera vista a un extraño sentado en un banco con un fardo sobre los hombros. Pero al dar la vuelta a la escultura, llega la sorpresa: el desconocido resulta ser en realidad un ángel disfrazado y el fardo sus alas.

"Espero que esta escultura nos mantenga continuamente atentos a quiénes son los ángeles, atentos a que seamos ángeles para los demás" al descubrir que Dios "nos envía ángeles a los pobres, a los perdidos y a los desatendidos", dijo el cardenal Czerny, mientras que el artista dijo que la obra se inspiró en un pasaje de la Biblia que nos recuerda la necesidad de mostrar amabilidad y hospitalidad con quienes nos encontramos.

"Espero que esta escultura nos mantenga continuamente atentos a quiénes son los ángeles, atentos a que seamos ángeles para los demás"

En el lado opuesto se aprecia un ángel

Timothy Schmalz lleva 25 años esculpiendo grandes obras de bronce que se han instalado en todo el mundo. El tema de la mayoría de ellos se refiere a cuestiones actuales de justicia social, como los sin techo, los migrantes y la trata de seres humanos. El poder del arte, declaró Schmalz en una entrevista con Vatican News a principios de este año, es "crear conciencia de una manera muy sutil y hermosa para toda una sociedad".

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba