El Día de la Ascensión del Señor La Iglesia Paraguaya ofrecerá misas por los fallecidos por Covid en el país

Fieles Paraguay
Fieles Paraguay

El domingo 16 de mayo, con motivo de la solemnidad de la Ascensión del Señor, en todas las iglesias, se celebrarán misas en sufragio de los fallecidos por Covid-19

Mientras que la primera oleada de coronavirus había afectado a Paraguay de forma menor en comparación con otros países, la segunda oleada resultó ser más devastadora

Hasta ahora hay 302 mil contagiados y 7.284 víctimas, sobre una población de 7 millones de habitantes, mientras que la campaña de vacunación está solo iniciando

(AICA).- Monseñor Amancio Benítez Candia, obispo de Benjamín Aceval y secretario general de la Conferencia Episcopal del Paraguay (CEP), envió una nota a todos los obispos del país, proponiendo “una acción conjunta de carácter eclesial”, para el próximo domingo 16 de mayo, con motivo de la solemnidad de la Ascensión del Señor. La propuesta, dice la nota, es que en todas las catedrales de las diócesis y en las distintas parroquias del país se celebre una misa en sufragio de los fallecidos por Covid-19.

“Este mes de María, de la Madre y de la Patria, es una ocasión para unir nuestras súplicas y estas intenciones familiares y comunitarias en torno a la Eucaristía, fuente y cumbre de nuestra vida cristiana”, subraya la nota de la CEP. 

Los prelados paraguayos explican que el Día de la Ascensión es una solemnidad cristiana que se celebra cuarenta días después del domingo de resurrección (durante el Tiempo pascual) y que conmemora la ascensión de Jesucristo al cielo en presencia de sus discípulos tras anunciarles que les enviaría el Espíritu Santo.

El texto concluye recordando a San Juan Pablo II que al meditar esta Solemnidad, en su homilía del 24 de mayo de 2001, señaló que “la contemplación cristiana no nos aleja del compromiso histórico. El ‘cielo’ al que Jesús ascendió no es lejanía, sino ocultamiento y custodia de una presencia que no nos abandona jamás, hasta que él vuelva en la gloria”.

Mientras que la primera oleada de coronavirus había afectado a Paraguay de forma menor en comparación con otros países, la segunda oleada resultó ser más devastadora: hasta ahora hay 302 mil contagiados y 7.284 víctimas, sobre una población de 7 millones de habitantes, mientras que la campaña de vacunación está solo iniciando. 

En marzo, los paraguayos protestaron en las calles por la mala gestión del gobierno de la situación sanitariay la crisis económica y social derivada de la pandemia. Los obispos hicieron constantes llamamientos a la paz y a seguir las indicaciones sanitarias: “en la emergencia actual está claro que todos debemos ser solidarios para hacer el bien, evitando lo peor”.

Volver arriba