Tras el fracaso del la tercera reunión de la mesa de coordinación el 31 de agosto La Iglesia ecuatoriana ratifica su compromiso con los acuerdos del acta de paz del Gobierno y las organizaciones indígenas

Consejo de Presidencia de la conferencia episcopal ecuatoriana
Consejo de Presidencia de la conferencia episcopal ecuatoriana

El Consejo de Presidencia de la conferencia episcopal ecuatoriana ratificó su compromiso de seguir facilitando el diálogo, acompañando a las mesas técnicas e informando oficialmente los resultados del proceso

Los obispos exhortaron tanto al Gobierno como a las organizaciones sociales a seguir adelante con el diálogo. Es decir, a cumplir con el itinerario propuesto por la mesa de coordinación

El pasado 31 de agosto la mesa de coordinación se reunió por tercera vez. de las cinco mesas abiertas solo se cerró una por la complejidad de los temas que terminaron por impedir que se cumplieran los tiempos establecidos con anterioridad para lograr la negociación

Recordemos que el 30 de junio el gobierno nacional y las organizaciones indígenas y sociales y establecieron un compromiso de dialogar sobre los temas que condujeron a las movilizaciones sociales que duraron 18 días

(ADN Celam).- El Consejo de Presidencia de la conferencia episcopal ecuatoriana ratificó su compromiso de seguir facilitando el diálogo, acompañando a las mesas técnicas e informando oficialmente los resultados del proceso. Así lo ratificaron en un mensaje dirigido al pueblo ecuatoriano desde su condición de garantes de los acuerdos del acta de paz firmada el 30 de junio entre el Gobierno y las organizaciones indígenas y sociales.

Persistir y dialogar

Agradeciendo a los representantes de las partes, así como a los facilitadores, relatores, peritos e invitados por los aportes hechos en aras de buscar soluciones a las problemáticas planteadas, los obispos exhortaron tanto al Gobierno como a las organizaciones sociales a seguir adelante con el diálogo, entendiendo el proceso  «como un único camino sensato y práctico para resolver los grandes conflictos y demandas históricas de todos los ecuatorianos, especialmente de los excluidos y empobrecidos» se lee en el documento.

Así el llamado de la Iglesia es a cumplir con el itinerario propuesto por la mesa de coordinación.

El pasado 31 de agosto la mesa de coordinación se reunió por tercera vez con el propósito de evaluar los avances de los diálogos en las mesas técnicas con el fin de tomar las decisiones más oportunas. Tras el análisis de los avances y dificultades, fue claro que de las cinco mesas abiertas solo se cerró una por la complejidad de los temasque terminaron por impedir que se cumplieran los tiempos establecidos con anterioridad para lograr la negociación.

Los obispos entienden el proceso "como un único camino sensato y práctico para resolver los grandes conflictos y demandas históricas de todos los ecuatorianos, especialmente de los excluidos y empobrecidos"

En esta línea fue necesario ratificar la necesidad de un día cero para organizar todo el proceso y cinco días continuos para discutir las propuestas, logrando cerrar la mesa con los objetivos alcanzados por sus integrantes. Esto quiere decir que las cuatro mesas en curso se cerrarán el 9 de septiembre mientras que se espera que las cinco mesas restantes desarrollen su labor a partir del 12 de septiembre, esperando alcanzar sus objetivos hacia el 12 de octubre.

Los antecedentes

Recordemos que el 30 de junio el gobierno nacional y las organizaciones indígenas y sociales entre las que aparecen la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), el Consejo de Pueblos y Organizaciones de Indígenas Evangélicos (FEINE) y la Confederación Nacional de Organizaciones Indígenas y Negras (FENOCIN) establecieron un compromiso de dialogar sobre los temas que condujeron a las movilizaciones sociales que duraron 18 días.

La Conferencia Episcopal ecuatoriana además de otras organizaciones al servicio de la Iglesia hacen parte del grupo de garantes de la transparencia del proceso. Una solicitud acogida por obispos y laicos por cuanto es una prioridad para la Iglesia contribuir al bienestar de la ciudadanía y la búsqueda de una salida dialogada a las dificultades que afectan de manera específica a las comunidades más vulnerables de Ecuador.

Para lograr resultados concretos se organizó una mesa de coordinación y diez mesas técnicas. La meta era clara: discutir las propuestas y cerrar cada mesa tras obtener resultados concretos que podrían representarse en acuerdos, desacuerdos, temas pendientes y un proceso para hacer efectivo el seguimiento de los acuerdos.

Escucha activa

En aras de cumplir estos objetivos, fue necesario plantear una metodología y determinar un tiempo específico para cada proceso que se iniciaría con un día cero para organizar la actividad y cinco para adelantar los diálogos.

Estas mesas técnicas estuvieron integradas por representantes de las organizaciones indígenas y sociales, delegados del gobierno, peritos de cada parte; además de facilitadores y relatores en los que se integraron representantes de diversas universidades de Ecuador.

En las mesas de diálogo se han venido discutiendo las propuestas de ambas partes, es decir, el Gobierno y las organizaciones indígenas y sociales que entre otras prioridades tienen la responsabilidad de definir la factibilidad en términos financieros, jurídicos, técnicos y los orientados hacia la sostenibilidad de las propuestas alcanzadas en temas específicos.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba