La Compañía se financió durante más de un siglo con este comercio Jesuitas de EE.UU. recaudan 100 millones de dólares para descendientes de esclavos

Esclavos
Esclavos

Como reparación por el comercio de 272 personas negras por parte de la Universidad de Georgetown en 1838

"Nuestra vergonzosa historia de esclavistas jamás volverá a tener lugar", dijo el presidente de la Conferencia Jesuita de Canadá y EE.UU.

Este acuerdo representa el mayor esfuerzo de la Iglesia católica para corregir su pasado de compraventa de esclavos negros en Estados Unidos

Los jesuitas en Estados Unidos recaudaron 100 millones de dólares para los descendientes de esclavos que estuvieron al servicio de la orden durante el siglo XIX, en el que hasta la fecha es uno de los mayores logros de la historia estadounidenses para reparar el sometimiento de los negros durante siglos.

La Compañía de Jesús anunció este martes que donará el dinero recaudado a la Fundación de Verdad y Reconciliación de Descendientes, que a su vez está asociada con la organización sin ánimo de lucro GU272, creada para preservar la memoria de 272 esclavos vendidos en 1838 por la Universidad de Georgetown, por aquel entonces bajo control jesuita.

La venta a plantaciones en Luisiana sirvió para rescatar de la ruina financiera a la universidad, que sigue operando hoy como una de las universidades más prestigiosas del país.

El dinero recaudado servirá para compensar a los descendientes de aquellos 272 esclavos y para seguir trabajando por las demandas de compensación y reconciliación por parte de los afroamericanos, tras casi 250 años de esclavitud, algo a lo que Estados Unidos puso fin oficialmente con la enmienda 13 de la Constitución en 1865.

Padre Timothy P. Kesicki
Padre Timothy P. Kesicki



"Nuestra vergonzosa historia de esclavistas ha sido desempolvada de nuestra estantería y jamás volverá a tener un lugar", indicó en un comunicado Tim Kesicki, presidente de la Conferencia Jesuita de Canadá y Estados Unidos.

"El racismo seguirá perviviendo en Estados Unidos si damos la espalda al pasado y a cómo nos afecta a todos hoy. El duradero pasado de la esclavitud nos demanda a todos trabajar por la verdad y la reconciliación", señaló el prelado.

"Después de 182 años los descendientes de esclavos y los jesuitas se han juntado en el espíritu de la verdad y la reconciliación racial y hace que la Fundación de Verdad y Reconciliación de Descendientes sea un ejemplo para desmantelar los vestigios de la esclavitud y mitigar la presencia del racismo", remarcó el presidente de la organización de familiares de esclavos, Joseph Stewart.

Este acuerdo representa el mayor esfuerzo de la Iglesia católica para corregir su pasado de compraventa de esclavos negros en Estados Unidos, según indicaron fuentes eclesiásticas e historiadores consultados por el diario The New York Times, que adelantó el anuncio.

La Compañía de Jesús comerció durante más de un siglo con esclavos para sostener sus finanzas y mantener las operaciones de iglesias y escuelas, incluida la Universidad de Georgetown, la primera universidad católica de Estados Unidos.

Kesicki aseguró que su objetivo a largo plazo es recaudar 1.000 millones de dólares, como piden los descendientes de los esclavos.

Volver arriba