El obispo de El Paso invita a los prelados USA a 'compartir el viaje' Mark J. Seitz: "Acoger a los migrantes renovará sus parroquias, no tengan miedo"

Migrantes
Migrantes

El obispo de El Paso, Texas, alentó a los obispos estadounidenses que se reunieron virtualmente para la Asamblea de primavera a encontrar las formas más adecuadas para acoger a lo que podría ser un número creciente en sus diócesis de inmigrantes

"Me complace invitar a cada diócesis a ver cómo sus iglesias pueden participar en la hermosa experiencia de acoger a los migrantes y compartir sus historias"

Sus palabras se refirieron a la presentación del Obispo Auxiliar de Washington, Monseñor Mario E. Dorsonville, quien compartió la situación de varios proyectos sobre inmigración, a la espera de una intervención del Congreso

(Agencia Fides).- Mark J. Seitz, obispo de El Paso, Texas, alentó a los obispos estadounidenses que se reunieron virtualmente para la Asamblea de primavera a encontrar las formas más adecuadas para acoger a lo que podría ser un número creciente en sus diócesis de inmigrantes y a servirles como servirían a Cristo.

"Me complace invitar a cada diócesis a ver cómo sus iglesias pueden participar en la hermosa experiencia de acoger a los migrantes y compartir sus historias", dijo Monseñor Seitz el 18 de junio, último día de la Asamblea de tres días.

"Esta no es una experiencia solo para las diócesis fronterizas, sino que puede ser una invitación a toda la Iglesia a acoger a Cristo en el extranjero, con compasión, dignidad y hospitalidad", dijo. "Puede renovar su ministerio. Puede renovar sus parroquias. No tenga miedo de ponerse en contacto con ellos".

Sus palabras se refirieron a la presentación del Obispo Auxiliar de Washington, Monseñor Mario E. Dorsonville, quien como presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, compartió la situación de varios proyectos sobre inmigración, a la espera de una intervención del Congreso. La Iglesia cree en la dignidad de cada persona, "sin importar su estatus migratorio", dijo el obispo Dorsonville.

Como obispo de una diócesis fronteriza, Monseñor Seitz dijo: "Veo a Cristo llamando a nuestra puerta, presente en las personas en movimiento". Son lo que llamó "parte de un gran éxodo centroamericano, gente que huye de la muerte, huye de la pobreza, la violencia, la persecución y en busca de esperanza".

Con motivo del reciente Día Mundial del Refugiado, la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos recordó que "durante los últimos veinte años, el Día Mundial del Refugiado (20 de junio) se ha celebrado anualmente en los Estados Unidos y en todo el mundo para aumentar la conciencia de la la difícil situación de los refugiados y otras personas desplazadas por la fuerza.

En los últimos tres años consecutivos, Estados Unidos ha visto un número sin precedentes de refugiados. Con el alivio de las restricciones relacionadas con la pandemia Covid-19, junto con una decisión presidencial revisada para este año, es ahora un camino hacia el programa de admisión de refugiados en los EE. UU."

Volver arriba