Tras la decisión del presidente de aplazar la ampliación de ayudas hasta pasadas las elecciones Obispos EE.UU. a Trump: "Millones de estadounidenses necesitan fondos anti-COVID con urgencia"

Sin ingresos para afrontar la pandemia
Sin ingresos para afrontar la pandemia

En una nota firmada por el arzobispo Paul S. Coakley, la conferencia norteamericana insta a Donald Trump a reconsiderar la decisión de este aplazamiento para ayudar a las familias vulnerables en esta pandemia

"A la luz de las graves necesidades de asistencia inmediata que tiene la población". "Es el momento de la verdad", afirma la nota.

(Vatican news).- Las negociaciones entre republicanos y demócratas sobre una mayor ayuda económica a las familias para contrarrestar las consecuencias de la pandemia de Covid-19 han sido aplazadas hasta después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre: así lo decidió el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ordenando al Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que suspendiera las negociaciones.

Millones de personas necesitan ayuda urgente

Inmediata fue la reacción de la Conferencia Episcopal Nacional (Usccb) que, en una nota firmada por el arzobispo Paul S. Coakley, presidente del Comité de Justicia Interna y Desarrollo Humano, instó al Presidente Trump a "reconsiderar la decisión, a la luz de las graves necesidades de asistencia inmediata" que tiene la población. Millones de estadounidenses necesitan ayuda urgente hoy en día", dijo.

"Necesitan ayuda para conseguir suficiente comida, pagar el alquiler o la hipoteca, encontrar trabajo, obtener atención médica y acceder a buenas escuelas". Monseñor Coakley subraya, pues, que "es a partir del mes de abril" que la Usccb "implora a los legisladores que respondan a estas necesidades".

¿Ayudaremos a otro a levantarse de la crisis?

Asimismo, citando un pasaje de la Encíclica del Papa Francisco "Fratelli tutti", el prelado recuerda: "Hay dos tipos de personas: los que cuidan a alguien que sufre y los que pasan por encima. Aquí, todas nuestras distinciones, etiquetas y máscaras caen: es el momento de la verdad. ¿Nos inclinaremos y ayudaremos a otro a levantarse? Este es el desafío de hoy y no debemos tener miedo de enfrentarlo.

De ahí el llamado de la Iglesia Católica en los Estados Unidos: "En este momento de crisis, construyamos una sociedad que se incline a ayudar a los necesitados. Pido al presidente que vuelva a su decisión, para que todas las partes involucradas reanuden las negociaciones lo antes posible".

Volver arriba