Llaman a los responsables a liberarlos, deponer las armas y abandonar la violencia Obispos paraguayos condenan el secuestro del exvicepresidente y su asistente

Beatriz Denis muestra el escrito que les fue entregado con las exigencias de los secuestradores
Beatriz Denis muestra el escrito que les fue entregado con las exigencias de los secuestradores

Asimismo, exigen a los gobernantes y responsables de la seguridad interna del país a no permanecer indiferentes ante los hechos de violencia que lastiman la fraternidad y debilitan la paz social

"El secuestro, el narcotráfico, el asesinato y todo atentado contra la vida en su dignidad, su integridad y su libertad son acciones perversas, que como sociedad paraguaya debemos repudiar y desterrar"

(Prensa CELAM).- El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal paraguaya expresó su condena y repudio por el secuestro de Óscar Denis Sánchez y Adelio Mendoza; ocurrido en Bella Vista localidad ubicada al norte del departamento de Concepción. Al tiempo que los Obispos manifestaron su solidaridad y cercanía en este momento de dificultad, llamaron a los responsables a que depongan las armas, liberen los cautivos y abandonen definitivamente el camino de la violencia.

Al dirigirse a la Iglesia invitaron a mantenerse unidos en oración y en el cuidado de la vida de todos. “La vida y la libertad son bienes sagrados de la humanidad. De ninguna manera pueden ser objeto de atropello o manipulación de parte de sectores políticos, económicos e ideológicos“. Afirmaron.

La responsabilidad del gobierno

Los representantes de la Iglesia exigieron a los gobernantes y responsables de la seguridad interna del país a no permanecer indiferentes ante los hechos de violencia que lastiman la fraternidad y debilitan la paz social. También exhortaron para a buscar caminos para una convivencia más justa, solidaria y pacífica.

“El secuestro, el narcotráfico, el asesinato y todo atentado contra la vida en su dignidad, su integridad y su libertad son acciones perversas, que como sociedad paraguaya debemos repudiar y desterrar, trabajando por la unidad y la reconciliación pacífica desde una verdadera conversión personal y comunitaria hacia el bien común, la verdad, la justicia, la fraternidad y la paz“.

Finalmente los Obispos lamentaron los hechos violentos sucedidos en los últimos tiempos, que atentan contra la paz de la ciudadanía; por lo que insistieron y exigieron a gobernantes y responsables de la seguridad interna a través de un compromiso más efectivo y transparente a favor de la seguridad de las personas y sus bienes.

Los hechos

Así lo expresó el ministro del Interior, Euclides Acevedo. “Las fuerzas de seguridad del Estado están dispuestas a rescatar el Estado de Derecho y el respaldo de la ciudadanía, cuyo respaldo a su vez necesita el Gobierno para realizar una cruzada nacional contra el crimen organizado y los grupos armados organizados“.

Aunque no hay claridad en los responsables del hecho delictivo se presume que los autores podrían ser los miembros del audenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), ya que en el lugar se hallaron panfletos alusivos a la organización.

Volver arriba