Niega la legitimidad del Papa actual Suspenden a un sacerdote por ignorar a Francisco en la plegaria eucarística

No es la primera vez que Leatherby da la nota
No es la primera vez que Leatherby da la nota

En la plegaria eucarística, Jeremy Leatherby, de Sacramento, sustituía adrede el nombre del Papa argentino por el de Benedicto XVI

Pese a la sanción del obispo, el cura rebelde insiste en que Ratzinger es el pontífice "verdadero"

En las últimas semanas también fue notorio su incumplimiento de las medidas frente al coronavirus llegando a reunir los domingo hasta 350 personas

Todos los sacerdotes, en la llamada plegaria eucarística de la misa, tras la consagración recuerdan al papa actual y al obispo de la diócesis. ¿Todos? No, el cura Jeremy Leatherby sustituía, de forma consciente, en este recordatorio al papa Francisco por el del pontífice emérito, Benedicto XVI, su predecesor.

Este hecho le ha supuesto una suspensión en su ministerio tal como recoge ‘The Sacramento Bee’.

La medida ha sido adoptada por el obispo de Sacramento, Jaime Soto, el pasado viernes 7 de agosto de 2020. Antes de llegar a esta medida, el sacerdote se mantuvo constante al negar la legitimidad del actual Papa.

“Ha sustituido el nombre del Santo Padre por el de su predecesor, y ha omitido mi nombre durante la recitación de la Plegaria Eucarística al ofrecer la Misa”, señaló el obispo Soto en el comunicado en el que informa de la decisión.

“Muchos de los que se han unido a mí sostienen, como yo, que Benedicto sigue siendo el único Papa verdadero”, escribió Leatherby tras su suspensión.

Para el obispo, el cura “ya no está en unión con la Iglesia sobre la que reina Bergoglio” lo que supone la excomunión. Mientras Leatherby no parece estar preocupado: “Estoy buscando una dispensa del estado clerical en esa iglesia. Ya no quiero estar afiliado a ella a través de lazos canónicos”, escribió.

Antes de este enfrentamiento con la jerarquía, Leatherby fue acusado en 2016 de haber roto sus promesas sacerdotales. Entonces no cumplió con la suspensión preventiva que se le impuso.

En las últimas semanas también fue notorio su incumplimiento de las medidas frente al coronavirus llegando a reunir los domingo hasta 350 personas ya que cerrar el templo, para él, era “violar la ley de la Iglesia”.

Volver arriba