Se refiere concretamente a Cali, pero piensa que vale para todo el país Monseñor Monsalve propone una Comisión Humanitaria para enfrentar la crisis que atraviesa Colombia

Arde Colombia
Arde Colombia

El arzobispo denunció en radio RCN el uso de armas por parte del ejército contra los manifestantes, incluso contra miembros de las comisiones de la iglesia católica que se manifestaron pacíficamente

Por su parte, Human Rigths Watch advierte al presidente Duque de jugar con fuego utilizando la fuerza del ejército contra la población

Mientras, la Conferencia Episcopal Colombiana hizo un fuerte llamado a la reconciliación

(Conferencia Episcopal Colombia).- Frente a los 19 muertos y cientos de heridos, fruto de una serie de incidentes y enfrentamientos entre ciudadanos y policías en Colombia, Mons. Darío de Jesús Monsalve Mejía, ha propuesto la creación de una "Comisión Humanitaria" para superar "este difícil momento para nuestra sociedad". Si bien el arzobispo de Cali informa, como informa la nota enviada a Fides, se refiere concretamente a los municipios de su arquidiócesis, la propuesta es válida para todo el país.

Mons. Monsalve Mejía convocó al Vicario Episcopal del Servicio de Desarrollo Humano Integral, la presidencia de la Comisión de Justicia y Paz, el Observatorio de Realidades Sociales, la Comisión de Pastoral Social y la de Pastoral del Trabajo para hacer realidad esta propuesta.

Según la nota, se espera que esta Comisión Humanitaria pueda acompañar a los manifestantes para generar procesos que les permitan llegar a acuerdos en los que prevalezcan los derechos de los ciudadanos, al mismo tiempo que protegen a la sociedad civil.

Mons. Monsalve Mejía, en una entrevista hecha ayer por la radio RCN, denunció el uso de armas por parte del ejército contra los manifestantes, incluso contra miembros de las comisiones de la iglesia católica que se manifestaron pacíficamente.

La situación sociopolítica de Colombia ha entrado en una grave crisis. Quizás una de las crisis sociales más importantes de los últimos tiempos en el país, donde los ciudadanos han iniciado manifestaciones contra el gobierno de Iván Duque para que retiré el proyecto de reforma tributaria para subir los impuestos.

A raíz de las manifestaciones, la policía y el ejército utilizaron una violencia excesiva, mientras que el ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, renunció a su cargo.

Una voz autorizada, el director de la sección América de Human Rigths Watch, dijo a la prensa internacional: "Uno de los problemas más graves es que el presidente Duque ha decidido fortalecer el trabajo de la policía con el ejército y eso es jugar con fuego".Es una gran irresponsabilidad”.

Mientras que la Conferencia Episcopal Colombiana hizo un fuerte llamado a la reconciliación: “Ante los hechos que agobian al país, los obispos de Colombia insisten en la necesidad de seguir rezando por nuestro país y sobre todo por la reconciliación, que se convierte en la vía principal unir fuerzas en medio de la adversidad y así lograr la deseada paz por la que tanto ha luchado el pueblo colombiano ”.

Volver arriba