Tras la decisión de la Corte Constitucional, después de 523 días de discusión Los obispos de Colombia deploran la despenalización del aborto hasta los cinco meses y medio

Protesta Colombia
Protesta Colombia

El episcopado colombiano rechazó el fallo del alto tribunal que autorizó esa práctica hasta la semana 24, luego de 523 días de discusión

Hizo un llamado a respetar "coherentemente" la vida desde la gestación tal lo proclama la Constitución del país

Monseñor Rueda, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia: "La vida, fuera de ser un derecho fundamental es un don de Dios y seguiremos anunciando, defendiendo y promoviendo la vida humana desde la gestación hasta la muerte natural"

Monseñor Luis José Rueda, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, se pronunció sobre la histórica decisión de la Corte Constitucional de despenalizar el aborto hasta las 24 semanas.

A través de un video, Rueda aseguró que la vida es el derecho fundamental de todos los ciudadanos y que debe defenderla desde la gestación hasta la muerte natural.

Manifestación provida

"La Constitución colombiana dice que la vida es el derecho fundamental de todos los ciudadanos y de ahí parten los demás derechos que son defendidos en Colombia y todo el mundo. Ahora mas que nunca somos sensibles a los derechos humanos”, aseguró.

El presidente de la Conferencia Episcopal dijo que la vida para  los creyentes “fuera de ser un derecho fundamental es un don de Dios y seguiremos anunciando, defendiendo y promoviendo la vida humana desde la gestación hasta la muerte natural".

Además, aseguró que el respeto por la vida es coherente con otras peticiones como “pedir que no se recluten niños, no haya minas antipersonales, que no haya homicidios, que no haya masacres, que no haya guerra, que no haya violencia, estamos llamados a respetar coherentemente la vida desde la gestación hasta la muerte natural".

Este lunes la Corte cerróuna discusión que se prolongó por 523 días. Los magistrados tuvieron una votación de 5 contra 4. En la decisión, el aborto deja de ser delito hasta la semana 24, es decir, las mujeres podrán interrumpir su embarazo en ese lapso de tiempo sin tener consecuencias jurídicas.

“Por fuera de la semana 24, las mujeres que no estén cobijadas por estas tres causales y los profesionales de la salud seguirán corriendo el riesgo de ser castigados por la justicia por practicarse o practicar un aborto”, explicó Laura Castro, del movimiento Causa Justa, organización demandante en este proceso.

Sin embargo, la Iglesia católica argumentó su oposición citando el artículo 11 de la Constitución: El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte.

Volver arriba