Es la segunda religión más popular por detrás de la católica, en clara tendencia descente El imparable avance de la Iglesia evangélica en Brasil

Los cultos evangélicos se sitúan como la segunda religión más popular del país suramericano, solo por detrás del catolicismo
Los cultos evangélicos se sitúan como la segunda religión más popular del país suramericano, solo por detrás del catolicismo

Según una encuesta divulgada este lunes por el Instituto Datafolha, el número de fieles de la Iglesia evangélica representa casi la tercera parte de la población del país

En 1980, un 83 % de los brasileños se declaraba fiel a la Iglesia católica, pero desde entonces ha ido perdiendo fieles en favor de la evangélica, que además ha ampliado enormemente su influencia en la política

Es la región norte del país, que abarca buena parte de la Amazonía, donde los evangélicos avanzan con más fuerza al contar ya con el 39 % de la población de esa zona

El auge de esta corriente del cristianismo es motivo de preocupación por parte del Vaticano

La Iglesia evangélica continúa su expansión en Brasil y ya cuenta con un número de fieles que representa casi la tercera parte de la población del país (31 %), según una encuesta divulgada este lunes por el Instituto Datafolha.

Los cultos evangélicos se sitúan como la segunda religión más popular del país suramericano, solo por detrás del catolicismo, que se mantiene como la fe mayoritaria (50 %), aunque en clara tendencia descendente.

Según las estimaciones, los evangélicos podrían convertirse hasta 2032 en la fe mayoritaria de Brasil.

En 1980, un 83 % de los brasileños se declaraba fiel a la Iglesia católica, pero desde entonces ha ido perdiendo fieles en favor de la evangélica, que además ha ampliado enormemente su influencia en la política.

El estudio, publicado este lunes en el diario Folha de Sao Paulo, indicó que la mayor parte de los evangélicos brasileños son mujeres (58 %) y se declaran negros (59 %).

La región norte del país, que abarca buena parte de la Amazonía, es donde los evangélicos avanzan con más fuerza al contar ya con el 39 % de la población de esa zona.

El auge de esta corriente del cristianismo es motivo de preocupación por parte del Vaticano, que el año pasado, en un sínodo específico sobre la Amazonía, aprobó la propuesta de poder ordenar sacerdotes a hombres casados en las zonas más aisladas de esa región.

En el sudeste de Brasil, la parte más desarrollada y donde se concentra la mayoría de la población, que se estima en un total de unos 210 millones de personas, un 32 % de sus habitantes se declaran evangélicos y un 45 % dicen ser católicos.

Asimismo, los evangélicos se han convertido en un actor influyente en la política brasileña.

"Cuentan con su propia bancada en el Congreso y fueron fundamentales para la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de 2018"

El mandatario, un capitán de la reserva del Ejército, es católico, pero ya ha participado en diferentes actos evangélicos, tiene estrechos vínculos con los pastores más célebres de ese credo y ha impulsado medidas en línea con la agenda conservadora del grupo.

De hecho, entre sus ministros se encuentra la pastora evangélica Damares Alves, titular de la cartera de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos y quien, en una de sus últimas propuestas, ha defendido la abstinencia sexual entre los adolescentes para evitar los embarazos precoces.

El sondeo de Datafolha tiene un margen de error de dos puntos y fue realizado en diciembre pasado en 176 municipios de todo el país, en los que fueron entrevistadas 2.948 personas.

Volver arriba