Los ingresos de la Basílica de San Francisco el Grande caen drásticamente La pandemia va a tener importantes consecuencias en la actividad de la Obra Pía de los Santos Lugares

Basílica san Francisco el Grande.
Basílica san Francisco el Grande.

Como consecuencia de la práctica desaparición de la actividad turística en Madrid, los ingresos se estima que serán en torno al 20-25%.

Algunas obras de restauración que se pretendía realizar en la Basílica van a tener que posponerse a futuros ejercicios

“La pandemia del COVID-19 desencadenada durante 2020 va a tener importantes consecuencias en la actividad de la Obra Pía de los Santos Lugares.

En primer lugar, los ingresos por entradas a la Basílica de San Francisco el Grande se van a reducir de manera drástica. La Basílica se cerró el 14 de marzo como consecuencia del Decreto que establecía el Estado de Alarma en España, y solo retomó su actividad el 15 de julio, después de implementar todas las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias. A partir de esa fecha, como consecuencia de la práctica desaparición de la actividad turística en Madrid, los ingresos se estima que serán en torno al 20-25% de lo que solían ser en ejercicios anteriores.

En segundo lugar, algunas obras de restauración que se pretendía realizar en la Basílica van a tener que posponerse a futuros ejercicios.”

Así concluye la auditoría anual realizada a la institución por encargo del Ministerio de Asuntos Exteriores y que hoy publica el Boletín Oficial del Estado.

La Intervención General de la Administración del Estado, a través de la Intervención Delegada en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha auditado las cuentas anuales de la Obra Pía de los Santos Lugares, que comprenden el balance a 31 de diciembre de 2019, la cuenta del resultado económico patrimonial, el estado de cambios en el patrimonio neto, el estado de flujos de efectivo y la memoria correspondiente al ejercicio terminado en dicha fecha. estado de flujos de efectivo y la memoria correspondiente al ejercicio terminado en dicha fecha.

“En nuestra opinión –dicen los auditores-  las cuentas anuales adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la Obra Pía de los Santos Lugares a 31 de diciembre de 2019, así como de sus resultados y flujos de efectivo correspondientes al ejercicio diciembre de 2019, así como de sus resultados y flujos de efectivo correspondientes al ejercicio terminado en dicha fecha, de conformidad con el marco normativo de información financiera que resulta de aplicación (que se identifica en la nota 3 de la memoria) y, en particular, con los principios y criterios contables contenidos en el mismo.”

La Obra Pía de los Santos Lugares es una institución centenaria ligada a la presencia de España en Tierra Santa y dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a raíz del Real Decreto de 24 de junio de 1853 (Gaceta de 26 de junio de 1853). Se rige por la ley 15/2014, de 16 de septiembre, de Racionalización del Sector Público y Otras Medidas de Reforma Administrativa, y por el Real Decreto 1005/2015, de 6 de noviembre, por el que se aprueba el Estatuto de la Obra Pía de los Santos Lugares. En base a dicha normativa, la Obra Pía queda configurada como una entidad estatal de derecho público, sin fines de lucro, de las previstas en el artículo 2.1.g) de la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria, integrante del sector público administrativo y adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación a través de la Subsecretaría. Tiene personalidad jurídica y patrimonio propio y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines.

Jerusalén.
Jerusalén.

La Obra Pía sirve a la cooperación religiosa y humanitaria y contribuye a la difusión de España y su cultura entre los pueblos del Mediterráneo y Oriente. Además de conservar y gestionar un patrimonio multisecular, la Obra Pía, en virtud de la citada normativa, tiene los siguientes fines: a) Sostener la Basílica-Museo de San Francisco el Grande en Madrid b) Mantener e incrementar la presencia española en Tierra Santa. c) Promover el estudio de la historia de la presencia española en los pueblos del Mediterráneo y Oriente Medio y, en especial, en Tierra Santa d) Coadyuvar a la labor humanitaria y educativa en esa misma área.

Los ingresos de la entidad están constituidos por: - rendimientos de su patrimonio, tanto mobiliario como inmobiliario, - transferencia del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, al que está adscrita. - el producto de las entradas al Museo-Basílica de San Francisco el Grande.

La Obra Pía desarrolla su actividad, dada la ubicación de su patrimonio, en Madrid, Marruecos, Israel, Jerusalén, Damasco (Siria) y Estambul (Turquía), pero sin embargo funciona como una sola entidad contable. Al Consulado General de España en Jerusalén se le encomienda, por esta dirección, la contratación de servicios y el abono de los correspondientes gastos, la custodia de los fondos propios de la Obra Pía y la gestión de su patrimonio en dicha circunscripción consular. Este Consulado remite trimestralmente, a la dirección de la Obra Pía, cuenta justificativa de los gastos para su incorporación al sistema contable de la Obra Pía para formar y rendir una única cuenta.

Por una Iglesia mejor informada
Volver arriba