Xiskya Valladares, Sor Lucía Caram, el padre Damián... 'influencers' en las nuevas redes sociales Dios también está en TikTok

Xiskya Valladares, en TikTok
Xiskya Valladares, en TikTok

Si un religioso no está en las redes, corre el peligro de vivir en una burbuja y de tener un ego muy grande", dice a Efe la monja Xiskya Valladares, que tiene casi 450.000 seguidores en TikTok

La red social TikTok se ha convertido en uno de los espacios de referencia para difundir la religión católica, con 8.000 millones de visualizaciones de vídeos con el hashtag 'Dios', 2.000 millones del hashtag 'Cristianos' y 2.400 millones de 'Cristianos jóvenes'

La iglesia católica se ha lanzado a evangelizar también a través de las redes sociales y tiene en TikTok uno de sus instrumentos más utilizados: "Si un religioso no está en las redes, corre el peligro de vivir en una burbuja y de tener un ego muy grande", dice a Efe la monja Xiskya Valladares, que tiene casi 450.000 seguidores en TikTok.

La red social TikTok se ha convertido en uno de los espacios de referencia para difundir la religión católica, con 8.000 millones de visualizaciones de vídeos con el hashtag 'Dios', 2.000 millones del hashtag 'Cristianos' y 2.400 millones de 'Cristianos jóvenes'.

"Las nuevas redes permiten llegar a los jóvenes, me doy cuenta de que ellos son la gente con los que más conecto", explica la monja nicaragüense afincada en España, periodista y filóloga, también conocida como la "monja tuitera", que, además de los de TikTok, tiene más 70.000 seguidores en Twitter.

Xiskya Valladares

Pese a que Valladares (León, Nicaragüa, 1969), se dio a conocer en Twitter a raíz de las movilizaciones del 15M, el "mal rollo" y los "haters" de esta red social, sumado a la creciente popularidad de TikTok, le han llevado a convertirse en una tiktoker más durante el confinamiento, cuando admite que "tenía más tiempo".

Valladares, que también es directora del Gabinete de Comunicación y profesora en los grados de Periodismo, Comunicación Audiovisual y Publicidad del Centro de Estudios Superiores Alberta Giménez (CESAG) de Mallorca, está muy satisfecha con su presencia en las redes sociales, que considera que le aportan "muchísimo" y afirma que le ayudan a "poner los pies sobre la tierra y darme cuenta de los intereses de la gente joven".

Vivir en una burbuja

"Si un religioso no está en las redes, corre el peligro de vivir en una burbuja y de tener un ego muy grande, porque las redes sociales te dan la oportunidad de tratar con la gente y de conectar con lo que pasa en el mundo y con lo que viven las personas", argumenta.

Nuevos cursos de formación en evangelización digital de iMisión
Nuevos cursos de formación en evangelización digital de iMisión

En su TikTok, que se ha convertido en su red social más explotada, cuelga vídeos de temáticas diversas: de humor, divulgativos, mostrando viajes o aspectos de su vida y una gran parte de ellos respondiendo a las preguntas de sus seguidores, respuestas que, según ella, son las que tienen más éxito.

La monja, que pertenece a la congregación Pureza de María, no solo ofrece contenido en TikTok, sino que reconoce que "necesita ver vídeos de otras personas de temáticas diversas" (de autoayuda, de alimentación sana, relacionados con las redes sociales…) que le ayudan a inspirarse.

Las redes no hacen perder el tiempo

Sobre la creciente presencia de contenidos católicos en las redes sociales, Valladares opina que "hay mucho miedo" a ser rechazado y que entre el clero predomina quien "lo esconde bajo el argumento de que las redes hacen perder el tiempo, son adictivas o son algo que no les servirá de ayuda".

"Es como si tuvieran miedo a exponerse porque tienen el prejuicio que serán rechazados. Y no te van a rechazar si vas con transparencia y sencillez", defiende.

@sorluciacaram

##SosPlataformaDeAlimentos##Ayuda##SOS

♬ sonido original - Maria Lucia Caram Pa

No obstante, admite que cada vez ve más gente de todas las confesiones "presente en las redes", aunque dentro de los grupos jóvenes también observa que existe una división de opiniones cada vez más clara entre los que están interesados en salir en las redes y los que muestran su total rechazo a estas.

Considera que la Iglesia "se está adaptando a paso lento" y recuerda que el papa Francisco anima a que se participe y se esté presente en los nuevos medios, pero se muestra cautelosa porque "la teoría va muy rápida, pero la práctica va más lenta".

Facilidades y nuevos retos

Las redes sociales dan muchas facilidades, pero a la vez presentan nuevos retos referentes al uso del lenguaje y a la forma de llegar a los espectadores: "tienes que espabilar para buscar palabras sencillas que expliquen realidades complejas y esto, para los que hemos estudiado teología, es un ejercicio muy difícil".

Precisamente Valladares cree que la forma de comunicación de sacerdotes y curas es uno de los grandes problemas de la Iglesia, ya que las palabras grandilocuentes y los conceptos teológicos abstractos que se usan en las homilías "no conectan con la gente".

Según Valladares, el proceso para que las redes sociales ganen relevancia dentro de la Iglesia se vio acelerado por la llegada del confinamiento y la pandemia.

@xiskya

Responder a @hazel_morales83

♬ sonido original - ⚓️Xiskya Valladares 🐠

"En Latinoamérica -resalta- se nota mucho más la importancia de las redes que en España, donde va más lento".

Para difundir y enseñar a usar las redes a los clérigos y religiosas, es cofundadora de la plataforma iMision, que ofrece cursos sobre las redes sociales, proponiendo un marco teórico de la relación de las redes con la evangelización y, posteriormente, cursos separados por cada red.

"Hemos tenido 500 alumnos" que a ella le parecen muchos, pero realmente "es poco si vemos la falta que hace que se den más cursos así".

De Kayne West a Sor Lucía

El rapero norteamericano Kayne West escribió hace un tiempo en su Twitter: "He tenido una visión… Jesús Tok. Estaba viendo la red de los vídeos con mi hija, y como padre cristiano, no me gusta mucho el contenido, pero adoro la tecnología".

Esta visión de West se ha convertido en una realidad y el auge de religiosos en TikTok, como la monja dominica Lucía Caram, la misionera mexicana Judith de Jesús, o el cura granadino Damian María Montes, ya es un cambio de paradigma en la forma de difundir la palabra de Dios.

Primero, Religión Digital

Etiquetas

Volver arriba