Rodríguez Olaizola: "Se trata de un error nuestro, que esperemos se solucione pronto" Twitter desbloquea la cuenta de 'Rezando voy', la web de oración de los jesuitas

Twitter desbloquea la cuenta de 'Rezando voy', la web de oración de los jesuitas
Twitter desbloquea la cuenta de 'Rezando voy', la web de oración de los jesuitas

A la hora de editar el perfil, los técnicos colocaron como 'fecha de nacimiento' el origen de la web: 2011, y la red social entendió que se trataba de un menor de diez años, y no un perfil institucional

Miles de internautas piden a Twitter España que revise el fallo para poder desbloquear la cuenta

"Por favor, Twitter España, revisad lo antes posible la incidencia de @rezandovoy para poder desbloquearla, gracias". El llamamiento de José María Rodríguez Olaizola, sj., responsable de Comunicación de los jesuitas españoles, surtió efecto. Miles de internautas solicitaron a la red social que revisara la petición de la web, que este lunes ha devuelto la actividad de perfil de esta red de oración.

"La culpa fue nuestra, un error humano", apunta a RD Olaizola, quien señala que el problema vino cuando, al modificar algunos datos de perfil, los técnicos colocaron como 'fecha de nacimiento' el origen de la web: 2011, y la red social entendió que se trataba de un menor de diez años, y no un perfil institucional, y procedió a la suspensión temporal de la cuenta, ya desbloqueada.

Rezandovoy es un proyecto de la Compañía de Jesús de España. Su realización está coordinada por un equipo que trabaja en el Grupo de Comunicación Loyola, desde Valladolid. Pero a ellos hay que sumar una inmensa red de voluntarios, hombres y mujeres de distintas edades, estados de vida y experiencia, que comparten su inspiración, ofrecen su voz, o convierten su canto en palabra viva.

La app es seguida por cientos de miles de personas en todo el mundo, que reciben oraciones diarias, así como rezos específicos para momentos de dificultad. En los últimos meses, además, Rezandovoy también ofrece una sección específica para el Camino de Santiago.

Primero, Religión Digital

Etiquetas

Volver arriba