¿Cómo se prepara el Papa para su visita a África? Agua tónica, la receta casera que recomendaron a Francisco contra la malaria de Mozambique

Papa Francisco toma mate
Papa Francisco toma mate Osservatore Romano

Francisco no teme a la malaria. Como no había temido (más allá de la diferencia) al mal de altura durante su viaje a Bolivia en 2015. Pero eso no quita que no esté pensando en la debida prevención. Y, como con tantas otras cosas, guarda un as bajo la manga: agua tónica

Se trata de un remedio casero basado en una certeza científica comprobada: los altos niveles de quinina que contiene la bebida que más divide paladares a lo ancho del mundo

Dicen algunas personas que lo han visto estos días que el papa Francisco atraviesa el verano mezclando un poco de merecido descanso y de preparación del trabajo para la segunda mitad del año.
El pontífice tiene por delante no sólo un viaje importantísimo a África la primera semana de septiembre, en el que el reciente acuerdo de paz firmado en Mozambique aparece casi como una ofrenda de la dirigencia local a su visita.
En octubre aparece también en el horizonte el Sínodo dedicado a la Amazonía, que como dijo el cardenal Claudio Hummes hace poco, corporiza resistencias fuera y dento de la Iglesia. Demás está decir que detrás están por un lado el gobierno de Jair Bolsonaro y su miedo a que se habla de la descontrolada explotación de recursos en la zona; y por el otro los grupos ultraconservadores que piensan que los 22 días de reunión solo girarán en torno a los denominados viri probati (como antes lo hicieron con la sigla LGBT, como antes con la comunión a lo divorciados vueltos a casar...)

Qué hacer frente a la malaria

Ahora bien, ¿cómo se prepara para su visita a África? Además de estar en contacto permanente con monseñor Peña Parra, quien por estos días cumplió un año de su nombramiento en el cargo de sustituto de la secretaría de Estado, Jorge Bergoglio ya activó algunos de sus canales más directos e informales para conocer algunas cuestiones locales, desde costumbres a la hora de saludar, comer y aceptar regalos. Y, también, qué hacer frente a la malaria.

Tónica y malaria

Francisco no teme a la malaria. Como no había temido (más allá de la diferencia) al mal de altura durante su viaje a Bolivia en 2015. Pero eso no quita que no esté pensando en la debida prevención. Y, como con tantas otras cosas, guarda un as bajo la manga: agua tónica.
Un sacerdote que lo visitó días atrás en Santa Marta y que conoce de primera mano la realidad mozambiqueña ya le comentó las virtudes del agua tónica para la prevención de la malaria. 
Se trata de un remedio casero basado en una certeza científica comprobada: los altos niveles de quinina que contiene la bebida que más divide paladares a lo ancho del mundo. Su éxito como antipalúdico está demostrado, e incluso cuenta la leyenda que el famoso "Gin Tonic" nació cuando los soldados norteamericanos la tomaban durante la guerra de Vietnam y decidieron mezclarla y vigorizarla con alcohol para hacerla más soportable.
Bergoglio ya tiene así una recomendación que se ha demostrado efectiva y con menos efectos colaterales que las drogas vendidas en las farmacias como preventivas, que además tampoco aseguran una inmunización total.
¿Habrá canilla libre de agua tónica durante el viaje papal? En unas semanas se sabrá.

Mozambique, Madagascar y Mauricio esperan al Papa, “peregrino de la paz”
Mozambique, Madagascar y Mauricio esperan al Papa, “peregrino de la paz”

Volver arriba