La presidenta de la Comisión Europea se reunió durante veinte minutos con el Papa Francisco recibió a Von der Leyen con la guerra en Ucrania como eje

Francisco, con Von der Leyen
Francisco, con Von der Leyen

El pontífice y la presidenta de la Comisión Europea hablaron sobre cómo evitar una crisis global de alimentos derivada del conflicto

El fin de semana pasado, el Papa pidió a dirigentes de todo el mundo que encuentren "soluciones concretas" para el conflicto antes de que se lleve "a la humanidad a la ruina" a causa de la guerra

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano durante veinte minutos a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con la guerra en Ucrania como eje central y la urgencia por evitar una crisis global de alimentos producto del conflicto.

El pontífice y Von der Leyen se reunieron a solas en un encuentro marcado por la invasión rusa iniciada el 24 de febrero, tras la que la política del régimen de Bruselas ha sido de promover sanciones económicas y bloqueos a políticos, dirigentes y organizaciones rusas al tiempo que masifica el envío de armamento a Ucrania.

La presidenta del órgano Ejecutivo del bloque regional del Viejo Continente se encuentra en Roma desde ayer en medio de una visita que también incluyó reuniones con el presidente italiano Sergio Mattarella y con el alcalde de Roma Roberto Gualtieri.

El marco de las reuniones son también los intentos del premier italiano Mario Draghi con apoyo del Papa para que se desbloqueen las exportaciones de granos de Ucrania ante la posibilidad de una "catástrofe alimentaria global".

La Presidenta de la Comisión Europea participó también ayer de la inauguración de la primera edición del Festival de la Nueva Bauhaus Europea, un proyecto que pretende acelerar la transformación de diversos sectores económicos, como el de la construcción y el textil, para garantizar el acceso de todos los ciudadanos a bienes circulares y menos intensivos en carbono.

Este jueves también participó en la Academia de Ciencias Sociales del Vaticano de la conferencia "Reconstruyendo el futuro para las personas y el planeta", durante la que pidió "soluciones inspiradas en el cambio climático" y una contribución concreta "para mejorar la vida de las personas en la forma en que diseñamos y construimos nuestras casas y ciudades".

El fin de semana pasado, el Papa pidió a dirigentes de todo el mundo que encuentren "soluciones concretas" para el conflicto antes de que se lleve "a la humanidad a la ruina" a causa de la guerra.

Francisco regaló a la presidenta de la Comisión una estatua de bronce con dos manos unidas, con el telón de fondo de la columnata de San Pedro, con una mujer con un niño y un barco de emigrantes y la inscripción "Llenemos nuestras manos con otras manos", así como varios volúmenes de documentos papales. Por su parte, Von der Leyen regaló al Papa un libro sobre la escuela Bauhaus y una foto de un proyecto urbanístico.

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis
Volver arriba