Duras palabras del Papa a un sector del episcopado estadounidense, en medio de la polémica por la comunión a Biden Francisco, contra los sacerdotes armamentistas: “Los instrumentos de destrucción no deben ser bendecidos”

Bergoglio en Scholas
Bergoglio en Scholas

"La política es la forma más alta de la caridad. El amor es político, esto es social, para todos. Cuando falta esta universalidad del amor, la política cae, se enferma o se vuelve mala"

"Una politica que no es capaz de dialogar para evitar una guerra está derrotada, está terminada, perdió la vocación de unidad, de armonía"

"La desconfianza en la politica viene cuando se confunde con una empresa. Se piensa 'cuánto me da'"

La presencia del cardenal Antonio Cañizarez en Valencia terminó de derrumbar las resistencias que el arzobispo de la ciudad mediterránea parecía mostrar con Scholas años atrás

El papa Francisco afirmó hoy que la raíz de la "desconfianza en la política" se da cuando "se confunde con una empresa", al lanzar la nueva escuela de dirigentes apadrinada por la fundación Scholas Occurrentes y, en una crítica a sectores del episcopado estadounidense, mostró su rechazo a los sacerdotes que bendicen armas: "Los instrumentos de destrucción no deben ser bendecidos"

"La política es la forma más alta de la caridad. El amor es político, esto es social, para todos. Cuando falta esta universalidad del amor, la política cae, se enferma o se vuelve mala", planteó Francisco al visitar hoy la sede romana de la fundación pontificia Scholas Occurrentes, que dirigen a nivel mundial los argentinos José María del Corral y Enrique Palmeyro.

"Cuando me hablan de cómo está la política en el mundo, yo digo: miren dónde están las guerras, y allí está la derrota de la politica. Una politica que no es capaz de dialogar para evitar una guerra está derrotada, está terminada, perdió la vocación de unidad, de armonía", criticó el pontífice.

En ese marco, al lanzar una escuela de dirigentes apadrinada por Scholas, el Papa destacó la necesidad de diálogo  "incluso con opiniones diversas" ya que "la discusión es clave en la política".

"Los parlamentos son claves, porque ahi se elaboran las cosas. Siempre teniendo en mente que la unidad es superior al conflicto", convocó Jorge Bergoglio, al bendecir el lanzamiento de la escuela que será dirigida por el argentino Juan Maquieyra, como parte de una alianza entre Scholas y la Fundación Liderar con Sentido Común que lidera el consutor español Antonio Sola.

En ese marco, opinó el Papa, "la política es un camino, es iniciar procesos, y no un punto de llegada. Hay que mirar donde terminará el proceso".

"La desconfianza en la politica viene cuando se confunde con una empresa. Se piensa 'cuánto me da'. No, la política es caminar también si en el camino se quema el politico, pero lo importante es llegar a la unidad, a la armonia", sostuvo.

En esa dirección, Francisco volvió a mostrar su rechazo a la venta de armas y aseveró que "el test sobre la honorabilidad de una nacion para mi es si hacen armas para la guerra, si la riqueza la hace vendiendo armas para que otros se maten".

"Ahí veremos si una nación es moralmente sana. Me hace mal al corazón cuando veo que algunos sacerdotes bendicen armas. Los instrumentos de armas no deben ser bendecidos", planteó luego, en una crítica implícita a sectores del episcopado estadounidense cercanos a sectores armamentistas.

Desde el edificio del barrio de Trastevere, el Papa se conectó también con jóvenes de todo el mundo, incluido un grupo de El Impenetrable, Chaco, que le contó los proyectos de la institución en el trabajo de prevención y recuperación de adicciones.

Puertas adentro de la Curia y la Iglesia, el evento de hoy fue revelador y ordenador de varias dinámicas episcolpales que marcan la importancia que el pontífice le otorga a Scholas.

En primer lugar, la videollamada con Estados Unidos, en la que se lanzó el “capítulo Washington” de la sede que la fundación tiene ya Los Ángeles, es un paso importante para acercar a los arzobispos de Los Ángeles, José Horacio Gómez, y de Washington, el cardenal Winston Gregory, representantes de las dos corrientes que conviven con tensión en la Iglesia norteamericana por el acercamiento, o no, al presidente Joe Biden.

La llegada a la capital estadounidense se da en momentos de tensión por la pretensión de un grupo de obispos conservadores, mayoría en la costa oeste, de negar la comunión a Biden por su postura favorable al aborto, pese a las últimas directivas vaticanas para extinguir esa pequeña rebelión que parece tener más de política que de doctrina.

Cañizares, en el estadio del Levante con Scholas
Cañizares, en el estadio del Levante con Scholas

Por otro lado, la presencia del cardenal Antonio Cañizares en Valencia terminó de derrumbar las resistencias que el arzobispo de la ciudad mediterránea parecía mostrar con Scholas años atrás, rendido quizás a la evidencia del apoyo papal. "Gracias por Scholas Santo Padre", llegó a plantear el purpurado, en una declaración impensable años atrás.

En su conexión con jóvenes españoles que lo escuchaban desde el estadio del club Levante, en Valencia, el Papa destacó además la importancia de preservar "la identidad" de la persona.

"La identidad la reencontramos y la hacemos crecer en ese reencuentro con el origen. Una persona que se olvida de donde viene es una persona que amputa su historia, la selecciona o la deja perder", analizó Francisco.

En ese marco, consultado sobre la importancia de una "pelota de trapo" como símbolo del fútbol de antaño, Jorge Bergoglio afirmó que "la historia es como un capital".

"Nació en un momento, en un origen, y ese origen de alguna manera tiene un significado en toda la vida. Tener una pelota de trapo es recordar una época en la que el deporte, la gratuidad del juego, era mucho mejor que la sofisticacion ulterior", sentenció.

"Es volver al origen de que el juego era mejor que la pobreza y la riqueza. Era la grauidad de encontrarse. Para mi es un origen de gratuidad, y en el deporte y en la vida si olvidamos eso perdemos el partido", convocó.

Durante el encuentro, los ministros de Salud y de Educación de Italia, Roberto Speranza y Patrizio Bianchi, lanzaron un programa que las dos carteras aplicarán con Scholas para monitorear la salud emocional de los jóvenes durante la pandemia y agradecieron al Papa por "las palabras que nos han indicado el camino durante los últimos meses".

Desde la sede de Scholas, el Papa también se comunicó con jóvenes de Australia, con los que de forma virtual inauguró la primera oficina de la fundación en Oceanía, que se suma a las sedes en países como Mozambique, Japón, Colombia y Rumania y completa la presencia en los cinco continentes.

En su visita a la sede de la fundación, el Papa se reunió además con un grupo de jóvenes que participaron esta semana del congreso que el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) hizo en Madrid, en el que presentaron los proyectos de Scholas a empresarios de la región.

Al llegar al edificio con barbijo, algo inusual en sus salidas del Vaticano, el Papa había dedicado los primeros 20 minutos de su estadía en la sede que ocupa el tercer piso del Palacio San Calisto a saludar a jóvenes latinoamericanos e italianos que participaron de distintos programas de la fundación.

Con rango pontificio desde 2015, Scholas es la síntesis de dos experiencias educativas que impulsó Jorge Bergoglio en su etapa como arzobispo porteño, Escuela de Vecinos y Escuelas Hermanas.

Etiquetas

Volver arriba