Francisco se suma a las celebraciones por un nuevo aniversario del histórico documento firmado con el gran Imán de Al-Azar Fuerte pedido del Papa por más fraternidad: "O somos hermanos o todo se derrumba"

Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed at-Tayyeb, en Abu Dabi
Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed at-Tayyeb, en Abu Dabi

"Lo constatamos en las pequeñas guerras actuales, en esta tercera guerra mundial en pedazos"

"Vivimos todos bajo el mismo cielo. Hoy es el tiempo oportuno para caminar juntos. No lo dejemos para mañana o para un futuro que no sabemos si llegará; hoy es el tiempo oportuno para caminar juntos, los creyentes y todas las personas de buena voluntad, juntos"

"El camino de la fraternidad es largo, difícil, pero es ancla de salvación para la humanidad. A las muchas señales de amenaza, a los tiempos oscuros, a la lógica del conflicto opongamos el signo de la fraternidad que, acogiendo al otro y respetando su identidad, lo impulsa a recorrer un caminocomún"

Con un dedicado videomensaje, el papa Francisco se unió hoy a las conmemoraciones por el tercer aniversario del Documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común que firmó en 2019 con el Gran Imán Ahmed Al-Tayyeb en Abu Dabi y panteó su deseo para que la humanidad afronte con mayor hermandad la realidad:  "O somos hermanos o todo se derrumba" lanzó como ruego, y justificó: "Lo constatamos en las pequeñas guerras actuales, en esta tercera guerra mundial en pedazos". 

Para el pontífice, la fraternidad se vuelve una salida obligada en este contexto en el que vemos "cómo se destruyen los pueblos, cuánta hambre pasan los niños, cómo se derrumba la educación".

Videomensaje de Francisco
Videomensaje de Francisco

"Es una destrucción. O somos hermanos o todo se derrumba", reiteró en el video.
"Vivimos todos bajo el mismo cielo. Hoy es el tiempo oportuno para caminar juntos. No lo dejemos para mañana o para un futuro que no sabemos si llegará; hoy es el tiempo oportuno para caminar juntos, los creyentes y todas las personas de buena voluntad, juntos", convocó el Papa. 

"No es tiempo para la indiferencia"

Para Francisco, el aniversario del histórico documento "es un día propicio para darse la mano, para celebrar nuestra unidad en la diversidad ―unidad no uniformidad, unidad en la diversidad―, para decir a las comunidades y a las sociedades en las que vivimos que ha llegado el tiempo de la fraternidad". 
"Todos juntos, porque es fundamental ser solidarios los unos con los otros. Y por eso hoy, lo repito, no es tiempo para la indiferencia", agregó.

Fraternidad
Fraternidad

El mensaje del Papa, una vez más, busca hermanar a la fraternidad con la paz. La lógica aplicada y concreta de esa convocatoria a ser "hermanos todos" a la que le dedicó toda una encíclica en 2020.

"El camino de la fraternidad es largo, difícil, pero es ancla de salvación para la humanidad. A las muchas señales de amenaza, a los tiempos oscuros, a la lógica del conflicto opongamos el signo de la fraternidad que, acogiendo al otro y respetando su identidad, lo impulsa a recorrer un camino
común", planteó en ese marco. 

Y renovó, así, su habitual advertencia: "No iguales, no; hermanos, pero cada uno con la propia personalidad, con la propia singularidad".


"Animo a todos a comprometerse con la causa de la paz y responder a los problemas y a las necesidades concretas de los últimos, de los pobres, de los indefensos. La propuesta es la de caminar el uno al lado del otro, “hermanos todos”, para ser concretamente constructores de paz y de justicia, en la armonía de las diferencias y en el respeto de la identidad de cada uno", sostuvo para finalizar.

Primero, Religión Digital
Volver arriba