Impulsada por el Pontificio Consejo de la Cultura, hasta el 30 de marzo en el Palacio Braschi 'Signos': La exposición testimonial en Roma sobre violencia machista

'Signos': Exposición testimonial en Roma sobre violencia machista
'Signos': Exposición testimonial en Roma sobre violencia machista

El Pontificio Consejo de la Cultura ha impulsado una exposición fotográfica en el Palacio Braschi de Roma que recoge el testimonio de varias mujeres que han sufrido violencia machista

42 fotografías que narran experiencias de dolor de cuatro mujeres distintas que finalmente han logrado salir de una vida de violencias

Consuelo Corradi, comisaria: "Lo que pretendemos es que el visitante se interrogue para que reconozca en las vidas de estas personas signos que evidencian una vida de violencia, con la constatación de que se puede salir de estas situaciones"

El Papa dedicó la primera petición del año a denunciar la violencia machista y a reivindicar el papel de las mujeres en la Iglesia

El Pontificio Consejo de la Cultura ha impulsado una exposición fotográfica en el Palacio Braschi de Roma que recoge el testimonio de varias mujeres que han sufrido violencia machista. La exposición, titulada 'Signos', podrá visitarse hasta el próximo 13 de marzo.

El proyecto, que expone 42 fotografías imprimidas con un método tecnológico innovador, tiene su origen en la llamada 'Consulta femenina', el departamento del organismo del Vaticano que se ocupa de todo lo relacionado con el mundo de las mujeres.

"Lo que pretendemos es que el visitante se interrogue para que reconozca en las vidas de estas personas signos que evidencian una vida de violencia, con la constatación de que se puede salir de estas situaciones", ha asegurado Consuelo Corradi, una de las comisarias de la exposición, en declaraciones a los medios de comunicación del Vaticano.

Las fotografías narran experiencias de dolor de cuatro mujeres distintas que finalmente han logrado salir de una vida de violencias. Muchas de las fotos retratan los lugares, los objetivos, los espacios familiares donde la violencia explotó. "Se trabaja mucho con la evocación. No se ven moratones o heridas; sino que las fotografías ahondan en los estados de ánimo de esas mujeres", ha incidido.

El Papa dedicó la primera petición del año a denunciar la violencia machista y a reivindicar el papel de las mujeres en la Iglesia. "Cuánta violencia hay contra las mujeres.Basta, herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer, no de un ángel, no, directamente de una mujer", clamó, al tiempo que demandó a los fieles que trabajen para "promover a las madres y proteger a las mujeres", ya que "las madres dan la vida y las mujeres conservan el mundo".

Primero, Religión Digital
Volver arriba