Coronavirus: El liderazgo hay que ganarlo David López Royo: "La foto que todos esperamos"

"Hoy, la realidad de España, es la de un país que debe de trabajar de manera conjunta para salir de una situación crítica"
"Hoy, la realidad de España, es la de un país que debe de trabajar de manera conjunta para salir de una situación crítica"

El coronavirus debe de hacernos reaccionar. Los días que nos esperan serán días complicados y muy delicados para quienes tengan el virus; por esta razón el éxito estará en saber trabajar conjuntamente

En España veremos en estos días surgir iniciativas solidarias que superaran la estrechez que los políticos puedan tener

¿Entenderán los políticos que hacer política es servir de manera conjunta a un país que entra en una fase de sufrimiento de grandes consecuencias?

Todavía hay tiempo para que los políticos aparezcan en una foto conjunta, porque esto significará que, de verdad, están pensando en dar el mejor servicio a su país. Será el ejemplo de que se está trabajando en equipo

 

La semana pasada les anunciaba que reflexionaría sobre la necesidad de poner fin a los extremos, analizando el rol que juegan los diferentes actores sociales, tales como los políticos y los empresarios.

Hoy, dado los acontecimientos, quiero compartir con Vds. una reflexión sobre la foto que, al menos, yo esperaba, y al igual que yo muchos ciudadanos de este gran país que es España.

Les pido que vuelvan a releer el artículo que escribí hace dos semanas. Hoy, la realidad de España, es la de un país que debe de trabajar de manera conjunta para salir de una situación crítica que, ante todo, tiene como objetivo, la salud de sus habitantes. Y digo País, con mayúscula, porque juntos somos un potencial excepcional para superar el presente y establecer un futuro, que sea digno para quienes formamos parte de España.

El coronavirus debe de hacernos reaccionar. Los días que nos esperan serán días complicados y muy delicados para quienes tengan el virus; por esta razón el éxito estará en saber trabajar conjuntamente, dejando a un lado las ideologías y los planteamientos a los que nos tienen acostumbrados los políticos.

Una vez superada la situación crítica, habrá que empezar a reconstruir la economía y, para esto, también será necesario hacerlo unidos. Abandonemos pretensiones que no llevan a ninguna parte.

La foto que queremos ver las personas que habitamos en este país es la de Pedro Sánchez, Pablo Caso, Inés Arrimadas, José Abascal y Pablo Iglesias juntos, sumándose a la misma todos aquellos que tengan conciencia de ser un país que quiere, ante todo, superar conjuntamente una situación como la que nos está tocando vivir. Estamos en Estado de Alarma y esto ya son palabras mayores.

Los italianos nos están dando un buen ejemplo, cantan y cantan sin mirar la ideología ni la pertenencia a un determinado partido. Han experimentado que el esfuerzo es conjunto y no individual.

En España, este gran país, con una gran bandera, también están empezando a surgir iniciativas que quieren reconocer el trabajo magnifico de nuestros sanitarios, como por ejemplo, un gran aplauso a la misma hora en todo el país ¿qué político se atreverá a contradecir una iniciativa como esta? ¿entenderán los políticos que hacer política es servir de manera conjunta a un país que entra en una fase de sufrimiento de grandes consecuencias?

Veremos en estos días surgir iniciativas solidarias que superaran la estrechez que los políticos puedan tener. Deberían ser éstas un ejemplo a seguir por quienes tienen responsabilidades de gobierno y por quienes, estando en la oposición, deben de estar atentos a lo que la población desea.

Urge que seamos altamente responsables, vamos a tener que hacer nuestras las directrices que nos vayan marcando desde el Gobierno de la Nación. Venceremos el coronavirus si seguimos sus indicaciones. El Estado de Alarma es necesario y no podemos ignorar que quien tiene la responsabilidad es el Gobierno de la Nación. Los protagonismos individuales no ayudan ni tampoco generan tranquilidad y sosiego. Hay un único mando y a éste debemos atender. Por favor miremos a China, en esto han sido muy claros y contundentes.

El liderazgo es compartido; pero tiene que nacer de quien tiene la capacidad de unir voluntades. Es el liderazgo de un país que quiere responder, con alturas de miras, a la situación que nos está tocando vivir.

Todavía hay tiempo para que los políticos aparezcan en una foto conjunta, porque esto significará que, de verdad, están pensando en dar el mejor servicio a su país. Será el ejemplo de que se está trabajando en equipo. Es un tiempo que nos invita a superar diferencias ideológicas en aras de ser servidores de un país que nos necesita a todos en activo, y con una vocación de superar las dificultades que nos tocarán vivir en estos días.

Pero, si bien hay que estar mirando al presente, es necesario tener muy en cuenta el futuro, y para ello también será necesario proyectar un trabajo conjunto.

El liderazgo hay que ganarlo. Quienes habitamos este gran país sabremos identificar qué políticos son dignos de este reconocimiento. Una situación como la que nos está tocando vivir en el presente, y viviremos en los días venideros nos pone en nuestro sitio exigiéndonos corresponsabilidad, y quien ejerce el digno trabajo de la política, no se halla fuera de este hecho.

Estoy aprovechando, en la recién inaugurada etapa de estar en casa, para releer el libro de Juan Carlos Cubeiro "El Bosque del Líder", y miren Vds. el texto tan apropiado para que los políticos vean en los otros políticos un regalo, ya que es la forma de poder trabajar conjuntamente. "¿a ti qué te sugiere este camino de Santiago? El Camino es no sólo proceso de avance, sino de transformación interior, de realización. En él se descubre, por ejemplo, la gratuidad de las cosas importantes... En un equipo, hasta que no se llega a ver al otro como regalo y se le acoge como tal, no hay un fundamento profundo para el respeto. Los hitos del camino, las construcciones religiosas o profanas, son puntos de reunión con una gran tradición cultural y artística. En ellos se aprende que la propia creatividad es un eslabón de la cadena que liga todos los grandes esfuerzos humanos"

No estamos para perder el tiempo en críticas sin sentido y pidiendo imposibles. Estamos para construir, con vocación de unidad, un proyecto que, en estos días, tiene que responder a salvaguardar al máximo la salud de quienes habitamos en España. No cogen los protagonismos individuales de las Autonomías, lo que procede es el protagonismo único de un país que tiene un Gobierno y que ha declarado el Estado de Alarma. No tienen cabida, los individualismos de los Partidos Políticos, es imprescindible sumar esfuerzos, porque todo será poco para superar los momentos críticos que estamos viviendo. Hay que tomar medidas con las que podamos cumplir de manera coherente, eficiente u eficazmente. No hay espacio para el populismo, tiene que existir cordura y responsabilidad para no comprometer el futuro de nuestro país.

El Presidente de España debe de entender que sus aliados son los líderes con vocación de Estado, con ellos debe de contar y con ellos deberá de diseñar la manera de ir ganando espacio al coronavirus. Lo mismo tendrá que hacer para construir el futuro. El arco parlamentario le va a obligar a no olvidar que por el bien de España a quien tiene que mirar es, ante todo, al Partido Popular.

Para realizar los presupuestos del futuro, Pedro Sánchez los tendrá que confeccionar con el Partido Popular. La crisis que nos dejará el coronavirus precisará sumar las voluntades del PSOE y del PP, y a las mismas se podrán sumar Partidos como Ciudadanos y otros, siempre que tengan intención de construir conjuntamente. Tendrán que ser los presupuestos del consenso entre dos partidos que tienen experiencia de gobierno.

El coronavirus ha venido a revolucionar a los partidos políticos; pero sobre todo nos dejará, a los ciudadanos de este país, ante un escenario nuevo con respecto a lo que queremos de nuestros servidores públicos, y lo que queremos es una foto que transmita unidad y respeto.

No estamos en campaña electoral, no queremos estar permanentemente, que es lo que hacen los políticos. Queremos verlos trabajar conjuntamente, en equipo, ayudando a construir un país. Un país con vocación de servicio en donde, sin excepciones, las personas que lo formamos sabemos que de esta situación saldremos con orgullo; pero con una gran dosis de humildad. A lo mejor descubrimos que muchos políticos y partidos no estarán a la altura y necesitan de una jubilación forzada.

Para concluir traigo otro texto del libro de Juan Carlos, que espero pueda ayudar a los políticos actuales a realizar una reflexión sobre su rol, en la misión conjunta que deberán de desarrollar ante la crisis del coronavirus, "otra idea que considero importante es la jornada del camino, el ciclo. La realidad no es lineal, es cíclica. En la naturaleza, los ciclos son deterministas, siguen leyes fijas. En el hombre los ciclos se llaman hábitos. La adquisición de un hábito es el fundamento del aprendizaje de una virtud (de hecho, una virtud es un hábito). Lo que impide que el ciclo se convierta en rutina es el avance, el camino. Cada mañana no es igual, porque estoy en distinta posición respecto a mi meta".

Volver arriba