Necesitamos emprendedores de la política y no embaucadores Los acontecimientos diarios

David López Royo
David López Royo

"Las circunstancias van marcando nuestras vidas y esto no es posible ignorarlo. Hay momentos que las mismas nos lanzan a caminos desconocidos que no pueden ser previstos ni planificados"

"En las últimas semanas un acontecimiento como el volcán de La Palma marca, casi de manera exclusiva, los informativos y un buen número de programas de televisión y de radio"

"Ahora estamos en el presente y es un presente que no podemos controlar en su totalidad. Solamente con gestos de solidaridad se podrá mitigar el sufrimiento real de las personas afectadas"

"Los habitantes de La Palma precisaran del apoyo económico y social; pero, sobre todo, tendrán que fabricar en ellos mismos una gran dosis de positividad y de esperanza"

"Los políticos tienen que cambiar, su manera de hacer y de actuar están agotando a la sociedad. Necesitamos emprendedores de la política y no embaucadores"

"Lo que tenemos que hacer es no dejarnos arrollar por aquellos que tan solo nos quieren para que les ayudemos a alcanzar sus intereses, dejándonos, después desatendidos y a nuestra suerte"

Las circunstancias van marcando nuestras vidas y esto no es posible ignorarlo. Hay momentos que las mismas nos lanzan a caminos desconocidos que no pueden ser previstos ni planificados.

Existen, sin embargo, otros en donde todo pareciera que estuviera controlado y nos sentimos dueños de aquello que pensamos que nos pertenece por derecho propio.

Se dan momentos intermedios en los cuales vivimos envueltos en dudas que, en cuenta de ayudarnos, nos mantienen inactivos. Los miedos y las inseguridades pueden limitarnos hasta extremos insospechados. Poco a poco nos adentramos en el pesimismo y, porque no decirlo, en el pasotismo militante. Nuestra fase preferida en estas circunstancias es decir «yo paso, paso de todo, me da igual».

En las últimas semanas un acontecimiento como el volcán de La Palma marca, casi de manera exclusiva, los informativos y un buen número de programas de televisión y de radio. Lo que ahí está ocurriendo es duro y complicado para quienes habitan esa bella isla. Ha lanzado a sus habitantes a lo desconocido y poco pueden hacer para controlar la situación.

Ahora estamos en el presente y es un presente que no podemos controlar en su totalidad. Solamente con gestos de solidaridad se podrá mitigar el sufrimiento real de las personas afectadas.

Después de que pase todo y otra vez se tenga la sensación de que existe el control, surgirá en no pocas personas el que todo nos pertenece por derecho propio.

Pero, sin embargo, muchísimas personas se quedaran meses y meses, por no decir años, en una situación intermedia. Dudas y más dudas estarán presentes en su día a día, tendrán que vencer el pesimismo y transformar el dolor en una fuerza especial que les ayude a renacer y a seguir luchando por conseguir construir una vida nueva; porque ciertamente la vida no podrá ser igual a la de antes.

Lo que está ocurriendo en La Palma rompe con lo planificado por otros protagonistasque, esperaban ocupar buena parte de los informativos y, sin embargo, han pasado a la cola de las noticias.

Le ha pasado al Gobierno, le ha pasado a la Presidenta de la Comunidad de Madrid y le está pasando al Partido Popular. A éste último su convención itinerante está quedándole deslucida y, ciertamente, no están llegando a la sociedad sus mensajes; lo cual obligara a esta fuerza política a intentar potenciar durante varios meses un altavoz con sus propuestas.

Volcán de La Palma
Volcán de La Palma

Pero la pregunta que cabe hacerse es la siguiente, ante acontecimientos tan duros y reales como lo que está sucediendo en La Palma y aquellos que vivimos día tras días las personas que configuramos esta sociedad ¿piensan Vds. que lo que digan o hagan los políticos tiene la importancia debida?

En el día a día las personas tenemos que solucionar nuestros propios acontecimientos.

Según la magnitud de los mismos intervienen los políticos diciendo que resolverán el desempleo juvenil, que lograrán que las personas desempleadas de larga duración podrán encontrar trabajo, que nunca quedaran desasistidos los que son maltratados por el propio sistema, y, así.....un largo listado...

Sin embargo la experiencia nos dice que todo lo anterior tiene una solución muy complicada y difícil. Esto hace vivir a muchas personas en una situación intermedia que les lleva a dudar de todo.

Positivismo

Por esta razón, la superación del dolor y de la angustia, que pueden generar la existencia de lo intermedio en nuestras vidas, solamente podrá hacerse efectiva enfrentándose a la realidad y esforzándose por construir proyectos nuevos que rompan la inercia de la negatividad.

Los habitantes de La Palma precisaran del apoyo económico y social; pero, sobre todo, tendrán que fabricar en ellos mismos una gran dosis de positividad y de esperanza.

Los políticos tienen que cambiar, su manera de hacer y de actuar están agotando a la sociedad. Necesitamos emprendedores de la política y no embaucadores lanzando mensajes caducos y faltos de realismo social y económico ¡Ojo! que esto último nos puede arruinar como país y como sociedad.

Deberían de buscar soluciones conjuntas que no tienen interés de encontrar, porque no existe la más mínima voluntad de trabajar como un verdadero equipo. Deberíamos recordarles que no son dueños de nada.

El tejido empresarial es el que verdaderamente puede ayudarnos a superar los miedos y las angustias. Son generadores de empleo y pueden ser gestores y muy buenos de los servicios que la sociedad precisa; pero para ello tienen que trabajar intensamente por autogenerarse en ellos mismos el camino del bien común.

Y, por último, el común de los mortales, lo que tenemos que hacer es no dejarnos arrollar por aquellos que tan solo nos quieren para que les ayudemos a alcanzar sus intereses, dejándonos, después desatendidos y a nuestra suerte. Esto se da en todos los niveles de la sociedad, en los partidos políticos, en la iglesia, en las empresas, en los falsos amigos y en las tensiones familiares.

Debemos de situarnos en el primer párrafo de este artículo «Las circunstancias van marcando nuestras vidas y esto no es posible ignorarlo. Hay momentos que las mismas nos lanzan a caminos desconocidos que no pueden ser previstos ni planificados».

Si nos ubicamos en esta dinámica seremos capaces de desarrollar nuevos proyectos en nuestras vidas.

Primero, Religión Digital
Volver arriba