Lamenta la demanda que el sacerdote, apartado por abusos, ha interpuesto contra Emiliano Álvarez La diócesis de Astorga ofrece sus servicios jurídicos a las víctimas de Sánchez Cao

Emiliano Álvarez, víctima de abusos en La Bañeza
Emiliano Álvarez, víctima de abusos en La Bañeza I. Santos/Leonnoticias

“Las acciones judiciales civiles iniciadas por el Sr. Sánchez Cao contra su persona, parten de su actuación como persona física, siendo totalmente ajenas al proceso canónico abierto contra dicho sacerdote”, asegura la delegada de atención a las víctimas

Emiliano Álvarez está citado a un acto de conciliación el día 25. "Le diré que no me retracto de nada, y que me callo mucho"

El Obispado de Astorga se posiciona, esta vez de forma clara y contundente, con las víctimas. Eso es lo que se infiere tras la carta enviada por la delegada episcopal de Protección de Menores y Acompañamiento a las Víctimas, Mª José Díez Alonso, a la que ha tenido acceso RD, y en la que la diócesis “pone a disposición” de Emiliano Álvarez todos sus recursos en la demanda que el sacerdote Ángel Sánchez Cao ha interpuesto contra esta víctima de abusos.

Como adelantó RD, Sánchez Cao denunció a sus denunciantes por “injurias y calumnias”. El sacerdote se encuentra apartado del ministerio mientras se dilucida su expediente por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe, después de que la diócesis considerara creíbles las denuncias interpuestas por varias víctimas contra el religioso.

Sánchez Cao, al ataque

El clérigo, lejos de esperar al proceso canónico, ha pasado al ataque y ha demandado a las víctimas de abusos. Frente a ello, Díez Alonso asegura que “las acciones judiciales civiles iniciadas por el Sr. Sánchez Cao contra su persona, parten de su actuación como persona física, siendo totalmente ajenas al proceso canónico abierto contra dicho sacerdote y que se encuentra a la espera de que la Congregación para la Doctrina de la Fe se pronuncie sobre el mismo”.

Al tiempo, la delegación quiere “expresarle nuestra solidaridad, entendiendo que esta demanda puede estar causándole un enorme daño personal, social y moral”, así como “poner a su disposición todos los medios con los que cuenta esta Delegación para atenderle, acompañarle y asesorarle en todo lo que pueda precisar en este nuevo proceso, por lo que esperamos poder tener una reunión con Vd. en breve”.

Una reunión que, al menos esta mañana, aún no se había producido. Emiliano Álvarez está valorando su contenido y qué contestará, aunque en declaraciones a RD apunta a que "todo se solucionaría si nos entregaran el expediente canónico". Algo que sus abogado podrían solicitar a la diócesis.

En todo caso, la víctima está citada a un acto de conciliación el día 25, con el que afirma fue su abusador. "Le diré que no me retracto de nada, y que me callo mucho", sostiene, advirtiendo que irá con su pancarta, para seguir luchando.

Ángel Sánchez Cao, con sus feligreses
Ángel Sánchez Cao, con sus feligreses

Este es el contenido de la carta:

Astorga, 11 de junio

Estimado D. Emiliano:

Después de las últimas noticias aparecidas en la prensa, que nos entristecen enormemente, me pongo en contacto con Vd. por la presente, para poner en su conocimiento que las acciones judiciales civiles iniciadas por el Sr. Sánchez Cao contra su persona, parten de su actuación como persona física, siendo totalmente ajenas al proceso canónico abierto contra dicho sacerdote y que se encuentra a la espera de que la Congregación para la Doctrina de la Fe se pronuncie sobre el mismo.

Por otra parte, como Delegación Episcopal encargada de la atención y acompañamiento a las víctimas de abusos, queremos expresarle nuestra solidaridad, entendiendo que esta demanda puede estar causándole un enorme daño personal, social y moral. También deseamos poner a su disposición todos los medios con los que cuenta esta Delegación para atenderle, acompañarle y asesorarle en todo lo que pueda precisar en este nuevo proceso, por lo que esperamos poder tener una reunión con Vd. en breve.

Aprovecho la ocasión para transmitirle todo mi respeto y consideración.

Mª José Díez Alonso Delegada Episcopal de Protección de Menores y Acompañamiento a las Víctimas

Etiquetas

Volver arriba