Hoy, las campanas de Begoña han entonado el himno del Athletic El Athletic ofrece su Supercopa a la Amatxu de Begoña y a toda su afición

El Athletic ofrece su Supercopa a la Amatxu de Begoña
El Athletic ofrece su Supercopa a la Amatxu de Begoña

La plantilla del Athletic que se ha acercado a la basílica de Begoña este mediodía, para realizar la ofrenda a la Amatxu, de la Supercopa 2021, lograda este domingo en Sevilla

En el acto han estado presentes los cinco capitanes del primer equipo junto a la representación institucional del Club, encabezada por José Ángel Iribar y el presidente de la entidad, Aitor Elizegi

El sacerdote, en su intervención ha expresado que "para vencer a un gran equipo hay que hacer tres cosas: tener orden, disciplina y seguir las enseñanzas de quien sabe, el entrenador. lo mismo que para ganar al virus"

El presidente del Athletic ha cerrado el sencillo acto, en el que los capitanes han depositado junto al altar de la virgen el trofeo de la Supercopa y que se ha desarrollado en el ámbito privado, para evitar aglomeraciones

(Diócesis de Bilbao).- “La fe mueve montañas y vaya que, si mueve”, ha comenzado diciendo el presbítero José Mari Delclaux, que ha sido el encargado de hacer el recibimiento a la plantilla del Athletic que se ha acercado a la basílica de Begoña este mediodía, para realizar la ofrenda a la Amatxu, de la Supercopa 2021, lograda este domingo en Sevilla. En el acto han estado presentes los cinco capitanes del primer equipo, Iker Muniain, Óscar de Marcos, Iñaki Williams, Mikel Balenziaga y Raúl García, junto a la representación institucional del Club, encabezada por José Ángel Iribar y el presidente de la entidad, Aitor Elizegi. También han asistido el vicepresidente, Mikel Martínez, y el director general, Jon Berasategi.

Delclaux “orgulloso de ser hincha y socio del Athletic” dirigiéndose a los presentes ha resaltado que los dos rivales a batir eran “los más importantes y los más grandes” y que muy probablemente todos hacían cábalas de que la Superfinal iba a ser Real Madrid-Barcelona “se equivocaron, porque se encontraron con un grupo de jugadores que aparte de seguir las técnicas y las tácticas convenientes tuvieron fe en la victoria. Creísteis que podíais ganar y ganasteis”.

Delclaux ha proseguido su intervención expresando que, para ganar un partido, para vencer a un gran equipo hay que hacer tres cosas: tener orden, disciplina y seguir las enseñanzas de quien sabe, el entrenador “ciertamente lo hicisteis perfecto, por eso ganasteis”. En referencia a la situación sanitaria actual, Delclaux ha aplicado ese mismo ejemplo “yo quisiera –ha dicho- que esta enseñanza os sirva a vosotros, a nosotros y a toda la humanidad. Estamos desgraciadamente ante un gran enemigo que es este coronavirus que nos ha metido en esta pandemia y nos trae locos. Yo creo que la mejor forma de vencerlo es tener disciplina, estar ordenados y seguir las instrucciones de quien sabe y los que saben nos ayudarán a vencerlo y ojalá también como habéis vencido vosotros al Madrid y al Barcelona ojalá venzamos a ese enemigo pronto y podamos sacar la gabarra para celebrar vuestros triunfos. Eskerrik asko a todos vosotros. Ha sido un placer y un orgullo haberos recibido aquí y ciertamente la Amatxu seguro que está muy contenta”.

Ceremoni ofrenda Athletic
Ceremoni ofrenda Athletic

El presidente, en la basílica como en casa

El presidente del Athletic, Aitor Elizegi ha cerrado el sencillo acto, en el que los capitanes han depositado junto al altar de la virgen el trofeo de la Supercopa y que se ha desarrollado en el ámbito privado, para evitar aglomeraciones. Elizegi ha hecho “algunas confesiones personales que nos pueden ayudar a todos”. Ha dicho que para su ama “es un día precioso porque cree en esta Amatxu de Begoña y ella me ha enseñado que vale la pena creer. Hoy falta aita que era menos creyente, pero que siempre ha creído en el Athletic y en esta ciudad. Así que se juntan las dos formas de vida y la forma de ver este club. Otra confesión, yo creo que el Athletic tiene que seguir unido a la Amatxu de Begoña en el tiempo y en el futuro porque ayuda a contarnos, a relatarnos y a seguir uniéndonos así que mantengamos ese mensaje”. Ha añadido que en la basílica tiene la sensación “de estar en casa” y que hay que “seguir manteniendo estos refugios que nos ayudan a todos y más en situaciones como la actual”. Se ha despedido refiriéndose a los 3 goles del Athletic en el partido de la final “porque en los tres hubo fe, los tres merece la pena recordarlos, los tres representan el trabajo de una plantilla unida que ha creído y en cada gol había fe, por supuesto, cuando nadie creía en ese balón. Tres goles de fe. Creo que merece la pena traer esta copa a su casa y compartirla con la Amatxu y con todos los bilbaínos. Eskerrik asko. Benetan".

A la salida las campanas de Begoña han entonado el himno del Athletic.

Ceremonia
Ceremonia

Volver arriba