El obispo emérito vivirá en comunidad con sus hermanos de la Orden de los Agustinos Recoletos Hernández Sola se despide de Tarazona: "Me despido, pero os llevo en mi corazón"

Hernández Sola se despide de Tarazona: "Me despido, pero os llevo en mi corazón"
Hernández Sola se despide de Tarazona: "Me despido, pero os llevo en mi corazón"

"He gozado de la vida pastoral: el trato con mis hermanos sacerdotes, los encuentros con las religiosas de vida contemplativa, de vida activa, con las visitas pastorales, con las gentes de los pueblos, con las celebraciones eucarísticas y sacramentales, con los voluntarios de Cáritas y con las cofradías”

Vicente Rebollo: “Quiero ser vuestro hermano y pastor, aprender mucho de vosotros y ser a la vez instrumento del amor de Dios para que sintáis su misericordia”

La Santa Sede ha hecho público hoy, martes 28 de junio, el nombramiento del sacerdote D. Vicente Rebollo como obispo de Tarazona. Al mismo tiempo, el Santo Padre ha aceptado la renuncia de Mons. Eusebio Hernández Sola como prelado de la diócesis turiasonense, presentada el 29 de julio de 2019, al cumplir los 75 años. Asimismo, D. Eusebio ha sido nombrado administrador apostólico hasta la ordenación episcopal y toma de posesión de su sucesor, que tendrá lugar el próximo 17 de septiembre en la S.I. Catedral de Ntra. Sra. de la Huerta de Tarazona.

Mons. Eusebio Hernández Sola ha comparecido en rueda de prensa acompañado por el Vicario General, D. Javier Bernal, el ecónomo diocesano, D. Luis Jesús Rada, y los miembros del Consejo de Consultores para despedirse.

El Vicario General ha sido el encargado de dar a conocer el nombramiento del nuevo obispo y el de D. Eusebio como Administrador Apostólico, al que le ha agradecido su labor durante todo este tiempo.

EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
El ya obispo emérito de Tarazona, ha dirigido unas palabras en las que ha dado la bienvenida a su sucesor y para agradecer a Dios los once años y medio en los que ha estado al frente de la Diócesis de Tarazona. Un periodo que ha calificado como una “experiencia inolvidable, maravillosa y enriquecedora”.

“Vine sin conoceros, pero me marcho con el corazón henchido de hermosas experiencias, vivencias, momentos entrañables”, ha indicado Mons. Hernández Sola. “Me despido”, ha continuado, “pero os llevo en mi corazón” porque “han sido unos años muy felices, en los que ha encontrado la comprensión y el cariño de todos”.

Sobre su episcopado ha resaltado el gozo que le ha supuesto la vida pastoral, tras 35 años trabajando en el Vaticano. “He gozado de la vida pastoral: el trato con mis hermanos sacerdotes, los encuentros con las religiosas de vida contemplativa, de vida activa, con las visitas pastorales, con las gentes de los pueblos, con las celebraciones eucarísticas y sacramentales, con los voluntarios de Cáritas y con las cofradías”, ha indicado.

D. Eusebio ha recordado también eventos muy importantes para la Diócesis que han tenido lugar durante su episcopado como la reapertura de la S.I. Catedral de Ntra. Sra. De la Huerta de Tarazona y la de la Colegiata de Santa María. Asimismo, no ha olvidado la gran acogida que se les ha dispensado a los refugiados ucranianos en el Seminario diocesano por parte de todos.

A partir de ahora vivirá en comunidad con sus hermanos de la Orden de los Agustinos Recoletos. “Trataré de trabajar en lo que se me pida y sea capaz y, sobre todo, intentaré dar más horas al Patrón de la viña para siga dando buenos caldos de bondad y santidad”.

SALUDO DE D. VICENTE REBOLLO

Tras las palabras de Mons. Eusebio Hernández Sola se ha emitido un saludo del obispo electo de Tarazona a sus nuevos feligreses. D. Vicente Rebollo se ha mostrado esperanzado en la encomienda que le ha hecho el Papa al que agradece la confianza que ha depositado en él.

“Pronto estaré con vosotros compartiendo mi vida e inquietudes”, ha señalado. “Quiero ser vuestro hermano y pastor, aprender mucho de vosotros y ser a la vez instrumento del amor de Dios para que sintáis su misericordia”, ha continuado.  “Pido vuestra oración confiada ante nuestro Padre”, ha aseverado D. Vicente Rebollo. “Juntos haremos que el Reino de Dios se siga extendiendo en nuestra tierra”, ha continuado y ha finalizado su saludo pidiendo a San Atilano y a la Virgen, bajo cuya protección se ha puesto, que “nos ayuden a ser fieles al amor de Dios”.

+ Saludo de D. Vicente Rebollo Mozas

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba