"Seamos discípulos fieles y testigos sencillos y audaces del evangelio" Jesús Vidal se compromete a "crear un ambiente de encuentro, diálogo y colaboración" tras la marcha de Reig de Alcalá

Jesús Vidal, con el Papa Francisco
Jesús Vidal, con el Papa Francisco

En su primer saludo a la diócesis complutense, Vidal agradeció al Papa "la muestra de confianza que esta misión supone", al tiempo que consideró la "generosidad y entrega" de Reig en estos 13 años de pastoreo en Alcalá

Pidió "estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos más necesitados: de los que sufrís por la falta de los bienes más básicos para llevar una vida tranquila; de los enfermos que padecéis la enfermedad, en vuestras casas o en los hospitales; de los inmigrantes, que llegáis a nosotros buscando una vida mejor y a los que os hemos de acoger e integrar para la construcción común de la sociedad, y de todas las personas necesitadas de tan diferentes formas"

Cambio de tono evidente. De las palabras tétricas y malsonantes, las acusaciones a la política de romper España, al propósito de "crear un ambiente de encuentro, diálogo y colaboración" con las autoridades públicas. Así se presentó Jesús Vidal Chamorro, obispo auxiliar de Madrid y nuevo administrador apostólico de Alcalá mientras dure la Sede Vacante que el Papa Francisco ha impuesto con la salida de Juan Antonio Reig Plá.

En su primer saludo a la diócesis complutense, Vidal agradeció al Papa "la muestra de confianza que esta misión supone", al tiempo que consideró la "generosidad y entrega" de Reig en estos 13 años de pastoreo en Alcalá. "Desde que fui nombrado obispo auxiliar de Madrid, hace 4 años, gracias a las reuniones de la Provincia Eclesiástica y de la Conferencia Episcopal Española, he tenido la ocasión de tratarle más de cerca y he podido experimentar su sencillez y su pasión por el anuncio del Evangelio. ¡Muchas gracias, D. Juan Antonio!", despacha Vidal.

Una diócesis joven y viva

Dirigiéndose a los diocesanos, el nuevo administrador mostró su "deseo de serviros en este tiempo de espera" a la diócesis de Alcalá, "una diócesis joven y viva", y hacerlos "con todos vosotros: laicos, parroquiales y asociados de diversas formas; miembros de la vida consagrada, masculina y femenina, contemplativa y activa; seminaristas, diáconos y sacerdotes, seguiremos caminando para anunciar a todos en este tiempo la alegría que llena nuestro corazón por el encuentro con Cristo".

Jesús Vidal
Jesús Vidal

"Espero ser testigo para todos de la cercanía de Jesucristo, que se para a escuchar y viene a darnos su propia vida, compartiéndola con nosotros", apunta el obispo, que se muestra confiado en "estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos más necesitados: de los que sufrís por la falta de los bienes más básicos para llevar una vida tranquila; de los enfermos que padecéis la enfermedad, en vuestras casas o en los hospitales; de los inmigrantes, que llegáis a nosotros buscando una vida mejor y a los que os hemos de acoger e integrar para la construcción común de la sociedad, y de todas las personas necesitadas de tan diferentes formas".

Por último, el obispo quiso "mostrar a todas las administraciones públicas y demás instituciones del tejido social de los pueblos y ciudades de la diócesis, a los fieles de otras confesiones cristianas y de otras religiones y a los no creyentes, mi disponibilidad a trabajar juntos para crear un ambiente de encuentro, diálogo y colaboración". Vidal se despidió abogando por que "seamos discípulos fieles y testigos sencillos y audaces del evangelio".

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba