Dialogaron sobre la realidad del movimiento tras un tiempo sin actividades presenciales La JEC se reúne en Cáceres para abordar los retos del presente en una jornada de reflexión y coordinación

La Juventud Estudiante Católica  se reunió en Cáceres.
La Juventud Estudiante Católica se reunió en Cáceres.

Preocupaciones sociales como las consecuencias de la COVID-19, la homofobia, la ecología y otras de carácter personal y estudiantil, son las que más se repitieron entre las jóvenes

Frente a esto, las motivaciones de volver a retomar espacios presenciales, y la posibilidad de trabajar con claves como la solidaridad y la cooperación, desde nuestro estudio y futura profesión

El pasado sábado 31 de julio, en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de la ciudad de Cáceres, animadores y animadoras extremeñas del movimiento juvenil de Acción Católica Especializada, Juventud Estudiante Católica (JEC), se reunieron para vivir una jornada de reflexión y coordinación.

La tarea de animación en este movimiento consiste en acompañar la vida y la fe de los grupos de jóvenes que se reúnen semanalmente en sus ciudades según su etapa de estudios de secundaria, universidad y grados. Al encuentro acudieron acompañantes de las 3 diócesis extremeñas, con el objetivo de reencontrarse, tras un tiempo sin actividades presenciales, para dialogar sobre la realidad de la JEC en la región y la situación de sus militantes. Para ello, un cuestionario previo sobre sus preocupaciones y motivaciones, tanto dentro como fuera del movimiento, recogió las respuestas de más de 30 jóvenes militantes, por la inviabilidad de hacer un encuentro con ellos y ellas.

JEC Extremadura.
JEC Extremadura.

Preocupaciones sociales como las consecuencias de la COVID-19, la homofobia, la ecología y otras de carácter personal y estudiantil, son las que más se repitieron entre las jóvenes. Frente a esto, las motivaciones de volver a retomar espacios presenciales, y la posibilidad de trabajar con claves como la solidaridad y la cooperación, desde nuestro estudio y futura profesión. 

Animadores y animadoras, por su parte, tras el análisis (VER) y la oración (JUZGAR), el actuar los llevó a potenciar 3 áreas para comenzar con ilusión el nuevo curso 2021/2022: coordinación regional, formación de animadores, y cuidado personal y espiritual. 

La próxima cita de la JEC en Extremadura será el fin de semana del 1,2 y 3 de octubre con su Asamblea Regional, que dará el pistoletazo de salida a un nuevo curso, con ilusión y ganas de construir y transformar juntos acompañados siempre por el Padre.

Fachada del monasterio de Guadalupe en Extremadura

Volver arriba