El obispo de León repasa para RD la visita 'ad limina' al Vaticano Luis Ángel de las Heras: "El Papa ha creado un clima de libertad y confianza entre nosotros"

De las Heras, a la izquierda, tras encontrarse con el Papa
De las Heras, a la izquierda, tras encontrarse con el Papa

"Lo más importante que nos ha dicho es que seamos cercanos al Señor, al pueblo de Dios, a los sacerdotes y entre nosotros los obispos. Cuatro cercanías que conviene recordar"

"El Papa ha creado un clima de libertad y confianza, prestando suma atención a cada una de las cuestiones que le hemos planteado y respondiendo tranquila, serena y esperanzadamente"

"Hemos compartido preocupaciones, pero también esperanzas en un clima fraterno y de buen humor."

"Una experiencia de aprendizaje, de escucha". El obispo de León, el claretiano Luis Ángel de las Heras, vive en esta semana su primera visita 'ad limina' a Roma, que incluyó, ayer, una reunión de dos horas y media con el Papa Francisco. "Fue un clima de libertad y confianza", asegura, en entrevista con RD.

"Lo más importante que nos ha dicho es que seamos cercanos al Señor, al pueblo de Dios, a los sacerdotes y entre nosotros los obispos. Cuatro cercanías que conviene recordar", sostiene el prelado, quien confirma lo que era un secreto a voces: "El Papa está informado de la realidad española y de la Iglesia en España".

-¿Cómo ha sido la experiencia de la primera visita ad limina a Roma?

Ha sido una experiencia de aprendizaje, de escucha no solo de los responsables de los dicasterios, sino también de los demás obispos españoles que hemos coincidido en este primer grupo. Hay tiempo para intercambiar pareceres y hay oportunidad de escuchar a los hermanos en los diálogos que se desarrollan en los distintos dicasterios.

Hemos compartido preocupaciones, pero también esperanzas en un clima fraterno y de buen humor.
Por otra parte se da un conocimiento del trabajo de los colaboradores del Papa y se conocen cauces para solicitar ayudas en nuestras diócesis.

Por último, lo más importante: se recuerda, actualiza y vive la comunión con el sucesor de Pedro y lo que significa la unidad de la comunión eclesial que siempre debe ir a más entre los obispos y cada uno de nosotros en su Iglesia particular con todos. Una comunión fraterna que queremos mejorar para desarrollar la misión y no quedarnos en miradas autorreferenciales.

-¿Qué les ha dicho el Papa?

El encuentro con el papa Francisco ha sido un momento muy singular. Él ha creado un clima de libertad y confianza, prestando suma atención a cada una de las cuestiones que le hemos planteado y respondiendo tranquila, serena y esperanzadamente. Cuestiones como el sínodo y la sinodalidad, que ha suscitado mucha esperanza, sobre todo en los laicos, cuya responsabilidad desde su vocación laical debe aumentar; la realidad del mundo en pandemia y el futuro pospandémico; la falta de vocaciones en todas las formas de vida; el acompañamiento a la vida consagrada en las Iglesias particulares… Lo más importante que nos ha dicho es que seamos cercanos al Señor, al pueblo de Dios, a los sacerdotes y entre nosotros los obispos. Cuatro cercanías que conviene recordar.

-¿Sabe el Papa lo que se cuece en España?

El Papa está informado de la realidad española y de la Iglesia en España. La visita ad limina contribuye a aumentar este conocimiento.

-¿Vendrá finalmente a Santiago de Compostela?

No ha salido esa cuestión durante el encuentro.

-Agradecimiento

Esta experiencia motiva una acción de gracias a Dios por cada uno de los diocesanos a los que servimos los obispos y por cuantos conviven con nosotros en nuestras diócesis. Por mi parte quienes peregrinan en la diócesis legionense han estado presentes en esta visita ad limina como no puede ser de otro modo, porque sus incertidumbres y dificultades, sus gozos y sus esperanzas son los míos.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba