Su sucesor, monseñor Retana, toma posesión de Ciudad Rodrigo el día 8 y de Salamanca, el 9 Monseñor López se despide de la diócesis de Salamanca: "Las personas se suceden, la misión continúa"

Monseñor López
Monseñor López

Monseñor Carlos López se ha despedido este domingo de su cargo de obispo de la Diócesis de Salamanca, tras 18 años de episcopado, en la Catedral Nueva oficiando su últimoa acto, al que asistió el presidente de la Junta

El emérito ha concelebrado junto al clero diocesano, y también se ha invitado a participar a toda la comunidad diocesana, con entrada libre hasta completar el aforo

El 9 de enero tomará posesión el nuevo prelado, monseñor José Luis Retana, hasta ahora obispo de Plasencia, y que también asumirá el cargo de obispo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo

Monseñor Carlos López se ha despedido este domingo de su cargo de obispo de la Diócesis de Salamanca tras 18 años de episcopado. Lo hizo en la eucaristía de acción de gracias, que se celebró a las 17 horas en la Catedral Nueva. El acto ha contado con la presencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y de miembros de la Corporación Municipal.

La eucaristía se ha concelebrado junto al clero diocesano, y también se ha invitado a participar a toda la comunidad diocesana, con entrada libre hasta completar el aforo. En su homilía, el obispo se mostró «con un sentimiento semejante al que vivimos por primera vez el 2 de marzo de 2003», fecha en la que tomó posesión.

Hizo referencia a cinco aspectos en su acción de gracias: «Las personas se suceden, la misión misma continúa»; «el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros»; «la sabiduría de la cruz», «bendecidos en Cristo damos gracias a Dios»; y «beneficiario y testigo de vuestra fe y amor».

A pesar de que esta fue la fecha en la que Carlos López se despidió de su comunidad, no dejará de ser pastor hasta el 9 de enero. Ese día tomará posesión el nuevo prelado, monseñor José Luis Retana, hasta ahora obispo de Plasencia, y que también asumirá el cargo de obispo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, informa Ical.

Monseñor Carlos López

Primero, Religión Digital

Volver arriba