Las monjas reaccionan y venden sus productos telemáticamente La pandemia pone en dificultades económicas a varios conventos de Ávila

Dulces de las Clarisas de Ávila
Dulces de las Clarisas de Ávila

Las monjas de estas comunidades han visto cómo la crisis les dejaba sin sustento. Ahora han vuelto a comercializar sus productos en sus conventos y a través de página web o teléfonicamente

De pastelería artesana a trípticos teresianos realizados en madera, ellas, con todo su cariño, han querido compartir con los abulenses el catálogo de productos artesanales 

No son pocas las familias que están pasando por dificultades económicas desde marzo, derivado de la crisis de la COVID19. Una situación que se vive también en varios conventos de la diócesis. Sus familias, formadas por las comunidades de hermanas que allí habitan y conviven, han visto cómo la pandemia les dejaba sin sustento, sin esos ingresos con los que viven las religiosas, que provienen de la venta de dulces y otros objetos.

Un ejemplo lo encontramos en la calle La Luna. Allí, la comunidad de Hermanas Clarisas (especialistas en pastelería artesana) vieron cómo el confinamiento impidió cualquier venta al exterior de los dulces por razones obvias. Además, al tratarse de productos perecederos, dejaron de producirlos pensando en tiempos mejores. Sin embargo, han vuelto a su comercialización, aunque con no pocas dificultades. Turrones artesanos de varios sabores, su famoso Pan de Cádiz, delicias de yema, mazapán casero, empiñonados, o sus aclamados Corazones de Santa Teresa son algunas de las delicias que podemos adquirir no sólo en el convento, sino ahora también a través de la tienda online www.clarisasavila.org/tienda, o llamando al 920 220 583 (te acercan el pedido a casa). Puedes además adquirirlos por lotes, como un perfecto regalo de Navidad para familiares, amigos o compañeros de trabajo. Con la compra de sus productos, ayudas a esta pequeña comunidad de Hermanas a poder vivir de su trabajo.

Piezas de madera en La Encarnación

Más allá de los dulces, las religiosas también dedican su tiempo a confeccionar todo tipo de objetos. Es el caso de la comunidad del Monasterio de la Encarnación. Todos admiramos y agradecemos el ejemplo de vida de oración, sacrificio y contemplación de esta comunidad de carmelitas, que fuera casa de Santa Teresa durante más de 40 años. Ellas, con todo su cariño, han querido compartir con los abulenses el catálogo de productos artesanales que elaboran y ponen a nuestra disposición en la tienda del museo del convento, o llamando al 920 211 212. Desde trípticos teresianos realizados en madera, hasta cuadros con los poemas de la Santa, portalápices, o pequeños llaveros artesanos. ¿Te animas a comprar alguno de ellos?

Volver arriba