La desbandada de 360.000 fieles “duele mucho, mucho” El mea culpa de la Iglesia alemana: “Tenemos que escuchar a la gente, tomarnos en serio sus críticas”

El Papa recibe al presidente de los obispos alemanes en audiencia
El Papa recibe al presidente de los obispos alemanes en audiencia

"La conmoción causada por la revelación de la violencia sexualizada en la Iglesia católica es grande", dijo el arzobispo de Hamburgo, Stefan Heße

“El curso del Camino Sinodal de la Iglesia católica en Alemania hasta ahora me hace confiar en que realmente avanzaremos en nuestros esfuerzos de reforma”, afirmó Heiner Wilmer, obispo de Hildesheim

Mea culpa en una parte del Episcopado alemán. Tras la publicación ayer de las estadísticas eclesiásticas del año 2021, que, con casi 360.000 abandonos, registraban una cifra récord, diversos obispos han expresado su conmoción por esta nueva desbandada (superior a la de 2019), causada fundamentalmente por el escándolo de los abusos sexuales.

"Los que dan la espalda a la Iglesia no tienen que dar razones. Pero es obvio que la credibilidad de nuestra Iglesia ha sufrido masivamente por los innumerables casos de abuso de los últimos años”, reconoció el obispo de Hildesheim.

Esperanza en el Camino Sinodal

"Tenemos que escuchar a la gente, tomarnos en serio sus críticas y no desestimarlas como palabrería. Nuestra Iglesia debe afrontar esta situación con los ojos abiertos, y creo que lo está haciendo. El curso del Camino Sinodal de la Iglesia Católica en Alemania hasta ahora me hace confiar en que realmente avanzaremos en nuestros esfuerzos de reforma”, afirmó Heiner Wilmer.

Una iglesia en Alemania
Una iglesia en Alemania

Para el obispo de Rottenburg-Stuttgart, Gebhard Fürst, las cifras reflejan "la profunda crisis en la que se encuentra nuestra Iglesia, y no sólo por el escándalo de los abusos". El hecho de que otras organizaciones y asociaciones también pierdan miembros "no puede ser un consuelo para nosotros como Iglesia", añadió, en referencia a que también habían descendido los fieles en la Iglesia protestante.

Gran conmoción

"La conmoción causada por la revelación de la violencia sexualizada en la Iglesia católica es grande", dijo el arzobispo de Hamburgo, Stefan Heße. "Para muchas personas, esta fue probablemente la razón para dejar nuestra iglesia. Sin embargo, creo que lo único correcto es seguir en el camino de la prevención y de la superación".

También dolor reconocía que le producían estas cifras el obispo de Dresde-Meissen, Heinrich Timmerevers, y tras agradecer “a todos aquellos que, a pesar de todas las preguntas, dudas y críticas justificadas, siguen apoyando a su iglesia y siguen siendo miembros”, mostró sus esperanzas de que "pronto logremos de nuevo hacer brillar la cara positiva de nuestra Iglesia".

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba