La filósofa protagonizó la última sesión de las XI Jornadas de Diálogo Filosófico Adela Cortina: "Virtudes tradicionalmente adscritas a la mujer, se imponen también en la sociedad y en la política"

Adela Cortina
Adela Cortina

Adela Cortina Orts protagonizó la última sesión de las XI Jornadas de Diálogo Filosófico, organizadas por el Instituto de Pensamiento Iberoamericano (IPI) de la UPSA. En su ponencia, reflexionó sobre si podía existir una ética masculina y otra femenina

Resaltó el pensamiento de la neuróloga Patricia Churchland, quien descubre que el cuidado no es algo que vaya contra nuestra naturaleza, sino que al fomentar el vínculo procura placer

"La compasión es una base de la justicia, independientemente del sexo. Quien no tiene compasión no puede captar las injusticias. De ahí que virtudes tradicionalmente adscritas a la mujer, como la compasión, se imponen también en la sociedad y en la política", concluyó

(UPSA).- La catedrática emérita de la Universidad de Valencia y doctora Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Adela Cortina Orts, protagonizó la última sesión de las XI Jornadas de Diálogo Filosófico, organizadas por el Instituto de Pensamiento Iberoamericano (IPI) de la UPSA.

En su ponencia, titulada ‘¿Valores femeninos, valores masculinos? El patrimonio ético de la humanidad’, la filósofa Adela Cortina reflexionó sobre si podía existir una ética masculina y otra femenina, tal y como parecía vigente durante siglos en una sociedad que apartaba a las mujeres de la vida pública. A partir del texto de Immanuel Kant ‘Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime’, que consideraba a las mujeres como ciudadanas pasivas, Cortina presentó la dualidad entre lo sublime y lo bello. Lo primero infunde respeto y se asocia al varón, mientras que lo segundo inspira amor y se vincula a la mujer.

Adela Cortina
Adela Cortina

A continuación, la ponente abordó la discusión contemporánea entre C. Gilligan y L. Kohlberg sobre la posibilidad de una ética masculina y otra femenina. Para el primero, la ética vinculada a la compasión es la más propia de la mujer, al ser esta más sensible a los vulnerables, mientras que la ética vinculada a la justicia sería más característica del varón. Sin embargo, Gilligan reconoce que son las personas las que optan por un tipo de ética u otro, independientemente del sexo. En una tercera referencia, Cortina resaltó el pensamiento de Patricia Churchland, quien desde sus estudios neurológicos descubreque el cuidado no es algo que vaya contra nuestra naturaleza, sino que al fomentar el vínculo procura placer, y debido a las citoxinas, la búsqueda de placer es una base biológica de la ética.

En definitiva, la conclusión de la catedrática es que la compasión es una base de la justicia, independientemente del sexo. Quien no tiene compasión no puede captar las injusticias. De ahí que virtudes tradicionalmente adscritas a la mujer, como la compasión, se imponen también en la sociedad y en la política.

Las Jornadas de Diálogo Filosófico congregaron a un centenar de asistentes, que conocieron de primera mano las investigaciones presentadas por los 23 expertos provenientes de 15 universidades. Las jornadas han servido para intercambiar puntos de vista y reflexionar sobre la realidad humana en el siglo XXI. Las conferencias y ponencias giraron en torno a dos núcleos temáticos: Posibilidades y límites de la perspectiva científica y el reto de las antropologías filosóficas.

XI Jornadas UPSA de Diálogo Filosófico
XI Jornadas UPSA de Diálogo Filosófico

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba