El belén pretende provocar la reflexión sobre esta realidad La Valla de Melilla es el escenario del nuevo belén tecnológico de Comillas

Nuevo belén tecnológico de Comillas ICAI
Nuevo belén tecnológico de Comillas ICAI

Los pasados años se optó por la recreación de campos de refugiados en Etiopía y Sudán, pero esta vez se ha elegido una situación más cercana a nuestro país

A un lado, todo tipo de espacios de ocio representan ese desarrollo económico y social de la ciudad europea, al otro, Nador, dónde pueden verse más contrastes como casas de plástico o vehículos antiguos

Un belén diferente que busca llamar la atención sobre esta realidad y que quiere hacer reflexionar a todo el que lo visite

(Universidad Pontificia de Comillas).- El rector la universidad, Julio L. Martínez, SJ junto a P. Alberto Núñez, SJ, director del servicio de Pastoral, inauguraron el nuevo belén tecnológico y social en Comillas ICAI. Un amplio grupo de alumnos, profesores y personal de administración y servicio acudieron para ver el acto.

Aunque los pasados años se optó por la recreación de campos de refugiados en Etiopía y Sudán, esta vez se ha elegido una situación más cercana a nuestro país. La valla de Melilla ha sido el escenario escogido para representar el nacimiento de Jesús. A un lado todo tipo de espacios de ocio que representan ese desarrollo económico y social de la ciudad europea, al otro, Nador, dónde pueden verse más contrastes como casas de plástico o vehículos antiguos y separada por esa barrera metálica que hace de frontera.

Para entender esta realidad tan compleja y expresarla en el belén se han utilizado tanto fotografías como charlas u conferencias de miembros de la Iglesia que trabajan allí. La intención principal ha sido profundizar en la realidad social de ambos lados de esta frontera. El Instituto de Migraciones (IUEM) se reunió con los participantes para hablar de esta situación y hacer entender mejor lo que está pasando.

Belén de Comillas



Hasta 30 personas han participado en esta creación, desde docentes y alumnos hasta personal encargado de crear a mano las figuras de arcilla. Se representan todo tipo de nacionalidades: europeos, subsaharianos, magrebíes. Además, se realizó una maqueta en 3D para poder dar comienzo a su construcción.

En definitiva, un belén diferente que busca llamar la atención sobre esta realidad y que quiere hacer reflexionar a todo el que lo visite. Concienciado de cómo Jesús nació bajo unas circunstancias tan complicadas como las que se pueden vivir hoy en día no muy lejos de nuestro hogar.

Además, ya está puesto el árbol de Navidad en Cantoblanco, esta vez creado por los alumnos de EducaDEMOS, un proyecto de formación para el empleo e inclusión universitaria para jóvenes con discapacidad intelectual. En el resto de los campus también se han puesto los belenes, Cantoblanco luce un belén creado durante todo el año en varios talleres y dirigido por Rosa Salas Labayen, profesora de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. En Comillas ICADE se ha optado por un belén ecológico gracias a Susana de Tomás, profesora de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales.




Volver arriba