José Manuel Martín: "Potenciar la voz de Loyola en el desarrollo" Fundación ETEA inicia una nueva etapa para impulsar la investigación interdisciplinar en Desarrollo

José Manuel Martín
José Manuel Martín

José Manuel Martín, ha sido reelegido director del Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola-Fundación ETEA para afrontar los nuevos retos de la institución

Explica que en esta nueva etapa, se trabajará para fortalecer la investigación en este ámbito, "estableciendo una relación más estrecha con los distintos grupos de Investigación y departamentos de la Universidad Loyola"

"Que la Fundación sea instrumento de investigación para potenciar la voz de Loyola en el desarrollo, tanto en la red de universidades de la Compañía de Jesús como en otros centros académicos y de investigación nacionales e internacionales"

En el curso 20/21 han sido 26 los proyectos y consultorías de investigación que se han ejecutado en 14 países distintos de Europa, América del Sur, Centroamérica y el Caribe

(Fundación ETEA).- José Manuel Martín ha sido reelegido director de la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola para un nuevo mandato en el que se centrará en impulsar la investigación interdisciplinar en el ámbito del Desarrollo. Así, Martín ha explicado que, en esta nueva etapa, se trabajará para fortalecer la investigación en este ámbito, “estableciendo una relación más estrecha con los distintos grupos de Investigación y departamentos de la Universidad Loyola, con su Comisión de Desarrollo, la revista científica Fomento Social, el programa de Doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible y otras estructuras de investigación de la Universidad”.

"Potenciar la voz de Loyola en el desarrollo"

En este sentido, Instituto de Desarrollo-Fundación ETEA ha hecho suyo el compromiso de la Universidad por la investigación en desarrollo y ha establecido tres líneas de trabajo que, como Martín expresa, permitirán “que la Fundación sea instrumento de investigación para potenciar la voz de Loyola en el desarrollo, tanto en la red de universidades de la Compañía de Jesús como en otros centros académicos y de investigación nacionales e internacionales”.

Igualmente, se centrará en canalizar el conocimiento generado desde la Universidad para la transformación de la sociedad mediante iniciativas de trasferencia de conocimiento o asistencia técnica; y se afianzará como puente de unión de las necesidades de las comunidades y países en desarrollo, explorando la validez de sus propuestas en intervenciones junto con instituciones colaboradoras en Europa y en América Latina”.

Además, según señala Martín, “la institución pretende mantener y reforzar su posicionamiento como entidad experta en la articulación multinivel de políticas en los territorios, dada su larga experiencia en Andalucía, América Latina y Asia, así como continuar con su papel de socio académico preferente de organismos internacionales con enfoque regional en desarrollo, especialmente en la región centroamericana”.

José Manuel Martín es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales e investigador en Desarrollo Rural y Política Agraria. Fue nombrado director de la Fundación por el Patronato de la misma en el 2015 y pilotó la transformación de la entidad en Instituto de Desarrollo en 2017.

Investigación

La actividad del Instituto de Desarrollo en el curso 20/21

En el curso 2020/2021, el Instituto de Desarrollo-Fundación ETEA ha desarrollado su labor investigadora a través de 26 proyectos y asistencias técnicas con la participación de 70 personas pertenecientes al cuerpo académico de la Universidad Loyola. El Instituto actúa principalmente en tres regiones: Europa, América del Sur, y Centroamérica y el Caribe. En Europa, los países donde cuenta con actividad son España, Georgia, Polonia, Portugal y Grecia. En Centroamérica y el Caribe: Honduras, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Belice, Panáma y República Dominicana. En América del Sur es Paraguay el país en el que la Fundación está operando actualmente.

El Instituto de Desarrollo colabora activamente con la cooperación andaluza, española y europea, así como con diversos organismos internacionales.

Primero, Religión Digital
Volver arriba