Webinar sobre la situación socioeconómica y de falta de libertades en el país centroamericano Un análisis jesuita sobre la situación en Nicaragua

Edificio de la biblioteca de la Universidad Centroamericana en Managua
Edificio de la biblioteca de la Universidad Centroamericana en Managua Wikimedia Commons

Comillas participó en un webinar de la Compañis de Jesús sobre la problemática del país centroamericano

Los estudiantes de la Universidad Centroamericana en Managua llevan días manifestándose pidiendo libertad para los manifestantes presos, el respeto a los derechos humanos y el derecho a manifestarse pacíficamente

En el acto participaron numerosos representantes de la Compañía de Jesús

(Universidad Pontificia Comillas).- La situación en Nicaragua es muy complicada a nivel económico, político y social. Por eso, los estudiantes de la Universidad Centroamericana en Managua se llevan manifestando desde hace días en la sede de la universidad pidiendo libertad para los manifestantes presos, el respeto a los derechos humanos y el derecho a manifestarse pacíficamente.

La situación que vive el país y esa universidad jesuita, muy unida a Comillas, se analizó durante el webinar “La universidad Centroamericana Managua bajo asedio: la coyuntura actual en Nicaragua”. En él participó de forma muy activa Ana García Mina, vicerrectora de Servicios a la Comunidad Universitaria y Estudiantes de Comillas, que les animó a seguir siendo “una universidad encarnada en el pueblo y para el pueblo nicaragüense”. También les agradeció que la UCA siga implicada en los procesos históricos de transformación social, económicos y políticos, intentando encontrar un nuevo orden social más humano y humanizante, y recordó las palabras de Ignacio Ellacuría: “Una universidad que luche por la verdad, por la justicia, y por la libertad, no puede menos que verse perseguida”.

Los asistentes destacaron datos que llevan a la reflexión: se ha reducido en un 65% la asignación presupuestaria estatal anual a la UCA; ha bajado en un 40% el número de estudiantes debido no solo a la situación de las familias durante la crisis, sino también a la inseguridad y persecución que viven los estudiantes de la universidad; se ha recortado el número de becas hasta un 75%, y, en general, el hecho de que la crisis sanitaria actual ha expuesto a la universidad nicaragüense a una mayor vulnerabilidad.

En el acto, apoyado por la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL), por el Sistema Universitario Jesuita y por la International Association of Jesuit Universities, participaron numerosos representantes de la Compañía de Jesús, que analizaron la situación socioeconómica y de falta de libertades en el país centroamericano. Entre ellas, intervinieron Michael Grazini, SJ, secretario de Educación Superior de la Compañía de Jesús; Roberto Jaramillo, SJ, presidente d ela Conferencia de Provinciales de América Latina (CPAL); Luis Arriaga Valenzuela, presidente de AUSJAL, y José Luis Idiáquez, rector de la Universidad Centroamericana de Nicaragua.

Por una Iglesia mejor informada
Volver arriba