CELAM inaugura su nueva sede en Colombia Francisco a monseñor Cabrejos: "Nuestras estructuras materiales solo tienen sentido al servicio de las periferias"

Francisco y monseñor Cabrejos
Francisco y monseñor Cabrejos

"No olvidemos que nuestras estructuras materiales sólo tienen sentido cuando están destinadas al servicio, sobre todo, de las hermanas y los hermanos que habitan las más extremas periferias de la vida"

Lo escribe el Papa Francisco en su carta dirigida a monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente del CELAM, con motivo de la inauguración de su nueva sede en Colombia

Los invita "a dar gracias a Dios por la feliz conclusión de esa obra material": "que puede ser de ayuda para llevar adelante proyectos de evangelización y de formación pastoral en apoyo a las Conferencias Episcopales”

(Vatican News).- En su carta firmada en San Juan de Letrán, el pasado 24 de junio, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el Santo Padre se dirige a su querido hermano, monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, arzobispo de Trujillo y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM

Con motivo de la bendición e inauguración de su nueva sede en Bogotá. En su misiva el Papa escribe:

“Quisiera agradecerte a ti y a los demás miembros de la Presidencia la carta en la que me hacen partícipe de ese acontecimiento. Les pido que hagan llegar mi saludo cordial a los Obispos de América Latina y El Caribe, también a los sacerdotes, religiosas, religiosos, laicas y laicos colaboradores, así como a todos los invitados que participan en el evento”

Agradecer a Dios la feliz conclusión de esa obra material

Mientras los invita “a dar gracias a Dios por la feliz conclusión de esa obra material”, el Santo Padre les recuerda “que puede ser de ayuda para llevar adelante proyectos de evangelización y de formación pastoral en apoyo a las Conferencias Episcopales”, y que “es oportuno que tengamos presente que si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores”.

"Es oportuno que tengamos presente que si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores"

Cristo es la piedra principal

Además, el Pontífice escribe: “Como comunidad de discípulos edificada sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, cuya piedra principal es Cristo sentimos la perenne necesidad de suplicar al Señor Resucitado que impulse y robustezca nuestra misión eclesial con la fuerza de su Espíritu Santo, para estar prontos a discernir los signos de los tiempos y responder, desde la perspectiva de la fe, la esperanza y la caridad, a las necesidades del Santo Pueblo fiel de Dios”.

"No olvidemos que nuestras estructuras materiales sólo tienen sentido cuando están destinadas al servicio, sobre todo, de las hermanas y los hermanos que habitan las más extremas periferias de la vida"

“Y recuerden estar alertas ante las tres idolatrías que siempre amenazan la marcha del Pueblo fiel de Dios: la mediocridad espiritual, el pragmatismo de los númerosy el funcionalismo que nos lleva a entusiasmarnos por el plan de ruta más que por la ruta”.

El Papa concluye su carta pidiéndoles que hagan extensiva su gratitud a todos los que han colaborado en la realización de ese proyecto. Y añade: “Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí”.

Carta del Santo Padre con ocasión de la inauguración de la nueva sede del CELAM en Colombia

A Su Excelencia Reverendísima

Mons. Héctor Miguel CABREJOS VIDARTE, O.F.M.

Arzobispo de Trujillo

Presidente del CELAM

Querido hermano:

Con ocasión de la bendición e inauguración de la nueva sede del CELAM, el próximo 12 de julio, en Bogotá, quisiera agradecerte a ti y a los demás miembros de la Presidencia la carta en la que me hacen partícipe de ese acontecimiento. Les pido que hagan llegar mi saludo cordial a los Obispos de América Latina y El Caribe, también a los sacerdotes, religiosas, religiosos, laicas y laicos colaboradores, así como a todos los invitados que participan en el evento.

Mientras los invito a dar gracias a Dios por la feliz conclusión de esa obra material, que puede ser de ayuda para llevar adelante proyectos de evangelización y de formación pastoral en apoyo a las Conferencias Episcopales, es oportuno que tengamos presente que «si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores» (Sal 127,1). Como comunidad de discípulos edificada «sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, cuya piedra principal es Cristo» (Ef 2,20) sentimos la perenne necesidad de suplicar al Señor Resucitado que impulse y robustezca nuestra misión eclesial con la fuerza de su Espíritu Santo, para estar prontos a discernir los signos de los tiempos y responder, desde la perspectiva de la fe, la esperanza y la caridad, a las necesidades del Santo Pueblo fiel de Dios. No olvidemos que nuestras estructuras materiales sólo tienen sentido cuando están destinadas al servicio, sobre todo, de las hermanas y los hermanos que habitan las más extremas periferias de la vida. Y recuerden estar alertas ante las tres idolatrías que siempre amenazan la marcha del Pueblo fiel de Dios: la mediocridad espiritual, el pragmatismo de los números y el funcionalismo que nos lleva a entusiasmarnos por el plan de ruta más que por la ruta. Tentaciones que no toleran el misterio y van a la eficacia (cf. Homilía Misa Crismal, 14 abril 2022)

Les pido que hagan extensiva mi gratitud a todos los que han colaborado en la realización de ese proyecto. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí.

Fraternalmente,

FRANCISCO

Roma, San Juan de Letrán, 24 de junio de 2022, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba