Inspírense en Charles de Foucauld y Pedro Fabro, recomendó Francisco a los futuros nuncios: "Representaréis al Vaticano y lo haréis con un estilo 'concreto y misionero'"

Francisco y los futuros nuncios
Francisco y los futuros nuncios

Francisco ofreció estas indicaciones a los alumnos de la Pontificia Academia Eclesiástica, la escuela que prepara a los candidatos al servicio diplomático de la Santa Sede

"Hay un "estilo" que hay que expresar cuando se es representante del Sucesor de Pedro en otras nacione, que debe estar inervado interiormente por una espiritualidad sacerdotal, alimentada por la oración, y exteriormente por un alma concreta y misionera"

Al señalar modelos sacerdotales en los que inspirarse para la vida diplomática, el Papa Francisco indicó a dos santos, Charles de Foucauld y Pedro Fabro

(Vatican News).- Hay un "estilo" que hay que expresar cuando se es representante del Sucesor de Pedro en otras naciones. Un estilo que debe estar inervado interiormente por una espiritualidad sacerdotal, alimentada por la oración, y exteriormente por un alma concreta y misionera. Fue un "profesor" especial quien ofreció estas indicaciones a los alumnos de la Pontificia Academia Eclesiástica, la escuela que prepara a los candidatos al servicio diplomático de la Santa Sede. El Papa Francisco lo visitó ayer por la tarde, recibido por su presidente Monseñor Joseph Marino, el ecónomo y prefecto de estudios, Monseñor Gabriel Marcelo Viola Casalongue, y el director espiritual, el jesuita padre Orlando Torres.

Formación con el "año misionero

Escucharon a Francisco 36 sacerdotes, estudiantes de 22 países de varios continentes, que tuvieron la oportunidad de plantear al Papa diversas preguntas sobre temas de actualidad relacionados con el servicio diplomático y los acontecimientos de la Iglesia y el mundo de hoy. Al señalar modelos sacerdotales en los que inspirarse para la vida diplomática, el Papa Francisco indicó a dos santos, Charles de Foucauld y Pedro Fabro, reiterando también la importancia del "año misionero", una experiencia que el Papa ha establecido como parte integrante del camino de preparación de la Santa Sede para los diplomáticos.

Una "lección" importante, sobre todo para los cuatro primeros alumnos que, al final de este curso, partirán a Brasil, Filipinas, Madagascar y México precisamente para realizar su servicio misionero.

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis
Volver arriba