Los nuevos obispos brasileños en formación en Roma Monseñor da Silva Jardim: "Un método sinodal, 'lean, pregunten y presenten problemas concretos de la realidad'"

Nuevos obispos brasileños en formación en Roma
Nuevos obispos brasileños en formación en Roma

Francisco recibió en audiencia a los nuevos obispos que participaron en el curso de formación, organizado por los Dicasterios para los Obispos y para las Iglesias Orientales, al que acudieron 200 personas de todos los continentes

Entre ellos se encontraba un grupo de prelados procedentes de Brasil. Entre ellos, el obispo Maurício da Silva Jardim ha relatado que las actividades se desarrollaron de modo sinodal y de escucha

El curso fue dirigido hacia el análisis del anuncio del Evangelio en un tiempo de cambio y después de la pandemia, especialmente a través de la gran "influencia del magisterio del Papa Francisco"

(Vatican News).- En la primera fase, a principios de mes, un grupo de once obispos brasileños recién nombrados participó en el curso anual de formación en Roma. Y, a continuación, fue el turno del segundo grupo, con la presencia de otros 19 brasileños, entre ellos el obispo Maurício da Silva Jardim. En una entrevista concedida a Vatican News ha relatado que las actividades se desarrollaron de modo sinodal y de escucha, planteando problemas y buscando respuestas a situaciones concretas vividas en el mundo, como la explotación y la deforestación ilegal en la Amazonía.

La segunda fase del curso anual de formación para los obispos recién nombrados acaba de concluir con el encuentro con el Santo Padre.

Como ocurrió con el primer grupo (del 1 al 8 de septiembre), con la presencia de 11 representantes brasileños, también las actividades en la Universidad Pontificia Regina Apostolorum de Roma contaron con la presencia de 19 obispos procedentes de Brasil, además de una importante presencia de otros de América Latina. Entre ellos, monseñor Maurício da Silva Jardim, recientemente ordenado, quien asumirá en la diócesis de Rondonópolis-Guiratinga (MT) el próximo 23 de octubre, Jornada Mundial de las Misiones.

Los retos actuales analizados, como la Amazonía

El curso fue dirigido hacia el análisis del anuncio del Evangelio en un tiempo de cambio y después de la pandemia, especialmente a través de la gran "influencia del magisterio del Papa Francisco", dijo el obispo, incluso a través de un método muy específico:

"Es una forma muy sinodal de escuchar. Los presentadores traen un tema y dan la palabra para que la asamblea se exprese, hagan preguntas y presenten problemas concretos de la realidad: como el hambre, la violencia, la desigualdad social, la migración, la crisis política y sanitaria, ética y social en todo el mundo. También, el gran reto de la minería, la explotación y la deforestación ilegal de la Amazonía. Todos, pues, caminan juntos, buscando respuestas".

Un curso para cuidar el rebaño

Junto a la mirada que se está dando a los desafíos emergentes de la humanidad, monseñor Maurício nos contó que en los primeros días de curso también se profundizó en los textos del Papa Francisco, con "la actualización de la exhortación apostólica Amoris laetitia, y la implicación sinodal de Fratelli tutti, por ejemplo. Una oportunidad para caminar juntos en diferentes frentes, pero llevando en común el espíritu misionero de la Iglesia, siendo animados a ser "pastores del pueblo":

"Y está muy claro que el ministerio del obispo está muy bien cuidado, 'el cuidado del rebaño', está en el corazón del ministerio episcopal, dando elementos para luego actuar en nuestras diócesis, como retos pastorales de la Iglesia y a través del principio planteado por el Papa Francisco de una Iglesia misionera, sinodal, de comunión y participación. Así que el magisterio del Papa nos ha ayudado mucho, a través de sus grandes textos. ¡Y la belleza de servir a la Iglesia como pastores del pueblo!”.

"El Papa ha insistido mucho en esto: Somos pastores del pueblo, una Iglesia samaritana, que baja al encuentro, una Iglesia discípula que se pone a la escucha de los gritos de los pobres y de la tierra, una Iglesia que promueve la cultura del encuentro y cercana a la gente para poder escucharla"

En este segundo grupo del curso promovido por el Dicasterio para los Obispos que finalizó este lunes, participaron unas 200 personas de todos los continentes, con la presencia de los obispos del Dicasterio para las Iglesias Orientales en ambos grupos.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba