Francisco recibió al presidente de su país apenas 25 minutos El Papa hizo sentir a Alberto Fernández su disconformidad con la legalización del aborto

El Papa, con Alberto Fernández
El Papa, con Alberto Fernández Sala Stampa de la Santa Sede

Ambos mandatarios "debatieron sobre la situación del país, con especial referencia a ciertos problemas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económica y financiera y la lucha contra la pobreza, señalando en este contexto la importante contribución que la Iglesia católica ha ofrecido y sigue asegurando"

Bergoglio sí regaló a Fernández un mosaico que representa al hombre y la mujer,y recibió, entre otros presentes, una medalla conmemorativa de la Guerra de las Malvinas

En una reunión que duró menos de lo pensado, apenas tres minutos más que con el anterior mandatario Mauricio Macri, el papa Francisco recibió hoy al presidente argentino Alberto Fernández en un encuentro en el que según las primeras interpretaciones le hizo sentir su disconformidad con la ley aprobada a fines del año pasado que legalizó el aborto en el país natal del Papa.
Luego de los 44 minutos del encuentro que tuvieron en febrero de 2020, Francisco y Fernández tuvieron una reunión marcada por el secretismo, sin menciones al contenido del encuentro en el comunicado vaticano posterior, y con solo dos fotos distribuidas por la Santa Sede. Ninguna marca una sonrisa del pontífice.
La reunión, que según algunas versiones divulgadas en Argentina había sido desestimulada por el Vaticano en las semanas previas, fue el primer cara a cara entre ambos jefes de Estado luego de la polémica ley de aborto aprobada en 2020. Al mismo tiempo, de todos modos, se dio también en medio de fuertes coincidencias bilaterales en temas globales como la lucha contra la pandemia, la necesidad de liberar las patentes de vacunas contra el coronavirus y los reclamos de una reconfiguración de la arquitectura financiera internacional.
En ese marco, el Vaticano destacó en un comunicado "las buenas relaciones bilaterales" con Argentina durante la reunión que Fernández mantuvo luego con el secretario de Estado Pietro Parolin.

Foto de familia tras la reunión

"Durante las cordiales discusiones con los Superiores de la Secretaría de Estado, se expresó reconocimiento por las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de seguir desarrollando la colaboración en áreas de interés mutuo", afirmó la nota oficial de la Santa Sede.

"También se enfocaron en la situación del país, con especial referencia a algunos temas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económica y financiera y la lucha contra la pobreza, destacando, en este contexto, la importante contribución que la Iglesia Católica ha ofrecido y sigue asegurando", agregó el comunicado.

Por último, el Vaticano planteó que además "se mencionaron algunos temas regionales e internacionales", tras la reunión con Parolin en la que también participaron el secretario de Culto Guillermo Oliveri y el canciller Felipe Solá.

El Papa, de todos modos, tiene para mañana un gesto importante para con su país: abrirá las puertas de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales para que el ministro de Economía Martín Guzmán, que hace menos de un mes lo visitó 50 minutos, se cruce con la titular del FMI Kristalina Georgieva, en medio de las negociaciones del país para renegociar su deuda.

Por una Iglesia mejor informada

Etiquetas

Volver arriba