¿Prepara Roma un futuro viaje de Francisco al país? El Papa envía a "la amada Siria" al cardenal Sandri

El beso de Klimt sobre las ruinas de Siria, de Tammam Azzam
El beso de Klimt sobre las ruinas de Siria, de Tammam Azzam

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales quiere llevar "la cercanía y solidaridad del papa a las comunidades católicas de Siria, probadas por años de guerra y necesitadas de un momento de discernimiento y verificación pastoral"

Francisco ha siempre expresado su deseo de ir a este país inmerso desde hace más de una década en una sangrienta guerra, pero nunca se pudo organizar. Por lo que en el pasado ya viajó a Siria el secretario de Estado, Pietro Parolin en su representación

El papa Francisco ha dispuesto que el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal Leonardo Sandri, realice una visita a Siria, que comenzará hoy y durará hasta el 3 de noviembre, informó el Vaticano.

Esta visita, que estaba prevista para abril de 2020 y luego se pospuso debido a la pandemia, nació con la intención de llevar "la cercanía y solidaridad del papa a las comunidades católicas de Siria, probadas por años de guerra y necesitadas de un momento de discernimiento y verificación pastoral".

La llegada del cardenal Sandri a Damasco está prevista para la tarde del hoy y en agenda tiene previsto un encuentro con la asamblea de la jerarquía católica en Siria y la celebración de la divina liturgia con el patriarca de Antioquía de los greco-melquitas, Youssef Absi.

Siria



Además visitará la sede de Caritas Siria, el orfanato de San Pablo, un dispensario en Kachkoul y varios hospitales.

También visitará las ciudades de Tartous, Homs y Alepo y mantendrá reuniones con todos los representantes de las diferentes Iglesias orientales en el país.

Francisco ha siempre expresado su deseo de ir a este país inmerso desde hace más de una década en una sangrienta guerra, pero nunca se pudo organizar. Por lo que en el pasado ya viajó a Siria el secretario de Estado, Pietro Parolin en su representación. 

Primero, Religión Digital
Volver arriba