COGAM pide al Papa que "distinga la diversidad familiar" y reconozca el matrimonio Diego Neria: "Francisco ha dado un paso abismal"

Dios y los homosexuales
Dios y los homosexuales Agustín de la Torre

El transexual extremeño recibido por Francisco asegura que "Bergoglio es un guerrero al que es casi imposible parar, que va a luchar porque sigan abriéndose ventanas y entre aire fresco en la institución, y seguirá en su lucha por la igualdad, de dejar de rechazar y poner etiquetas"

Sectores ultraconservadores se lanzan en tromba contra el Papa y recuerdan que tanto Juan Pablo II como Ratzinger (y el propio Catecismo) se oponen a la legalización de las uniones homosexuales"

COGAM insta al pontífice a que "hable" con la Conferencia Episcopal Española para que "no estigmatice a las personas LGTBI" y "ponga fin a las llamadas 'pseudoterapias' de curación homosexual"

José María Olaizola, sj.: "Para muchos será escandaloso lo que ha dicho el Papa sobre uniones civiles de personas lgtb, cuando en la sociedad ya está más que asumido. Nuestra asignatura pendiente no es decirles a las personas homosexuales qué hacer en su vida civil, sino facilitar su pertenencia eclesial"

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente". Las palabras del Papa Francisco en un documental que se estrenó ayer en el Festival de Roma han dado la vuelta al mundo.

En las mismas, Bergoglio sigue un argumento muy similar, por cierto, al que sostuvo en 2010, siendo arzobispo de Buenos Aires, cuando la Iglesia argentina se oponía a la legalización del matrimonio homosexual, o cuando en 2013 se preguntó: "¿Quién soy yo para juzgar?" a los homosexuales.

¿Aprueba el Papa los matrimonios LGTBI? No. Pero sí da un paso adelante, que confirma lo que ya dijo a Valentina Alazrraki en 2019: "Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, las personas con una orientación homosexual tienen derecho a estar en la familia y los padres tienen derecho a reconocer ese hijo como homosexual, esa hija como homosexual".

El Papa, con Diego Neria y Macarena
El Papa, con Diego Neria y Macarena Agencias

"Es un paso abismal que un Papa esté reconociendo que los derechos tienen que ser los mismos para todo el mundo", afirma, con contundencia, Diego Neria. El transexual extremeño, recibido hace unos años por el Papa junto a su pareja, y con el que mantiene desde ese momento una relación cercana, se muestra satisfecho y "muy alegre de estos pasos, que pueden tranquilizar a mucha gente".

Ratzinger, Wojtyla... y el Catecismo

"Supongo que ahora saldrán los sectores contrarios a él, e incluso colectivos LGTBI quejándose de que no ha ido más allá, de que la Iglesia no se implica...", apunta, en conversación con RD, Neria. Dicho y hecho: los sectores ultraconservadores han salido en tromba contra el Papa, exigiendo una matización de la Oficina de Prensa vaticana y recordando que tanto Juan Pablo II como Ratzinger, en un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sostenían explícitamente, en 2003 (es el último texto oficial publicado al respecto), que "la Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales".

También, han recordado al Pontífice el canon 2357 del Catecismo, que subraya que los comportamientos homosexuales "son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso".

Un juzgado investigará la protesta de grupos LGTBI en la catedral de Alcalá contra los cursos para 'curar' la homosexualidad
Un juzgado investigará la protesta de grupos LGTBI en la catedral de Alcalá contra los cursos para 'curar' la homosexualidad

Matrimonio igualitario y no estigmatización

También, desde COGAM se ha reclamado al Papa Francisco que reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo y la "realidad" de las personas trans y ha pedido que "hable" con la Conferencia Episcopal Española "para la no estigmatización" del colectivo LGTBI y para que "se prohíban las 'pesuedoterapias' de curación homosexual".

En un comunicado, la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo, ha insistido que "la unión civil entre personas del mismo sexo fue aprobada en Italia en 2016". "Esta declaración de intenciones por parte del Papa llega tarde. Le pedimos que reconozca el matrimonio igualitario que, por ejemplo en Italia, sigue sin ser legal", ha asegurado, informa Ep.

Además, García de Merlo ha recordado al Papa que "el colectivo LGTB+ no solo vela por los derechos de los homosexuales". "Está formado por lesbianas, gays, bisexuales y personas trans, vamos todas a una. Por eso queremos que la Iglesia se quite la venda y reconozca todas las realidades", ha subrayado, que también ha pedido hacer hincapié en las personas trans, las "más estigmatizadas dentro del colectivo".

La sede de CRISMHOM en Madrid, atacada
La sede de CRISMHOM en Madrid, atacada



COGAM ha exigido además a Francisco que "distinga la diversidad familiar". "El Papa liga el matrimonio a la familia. Hay muchos tipos de familias: homoparentales, adoptivas, de madres separadas. Es hora de acabar con esos prejuicios", ha reclamado García de Merlo.

Por último, la asociación ha instado al pontífice a que "hable" con la Conferencia Episcopal Española para que "no estigmatice a las personas LGTBI" y "ponga fin a las llamadas 'pseudoterapias' de curación homosexual".

El Papa dice lo que piensa

Por contra, Diego Neria responde: "¿De verdad pensáis que si estuviese en su mano no hubiera ido más allá? Ha dejado meridianamente clara cuál es su postura respecto a esto, tanto con los gays como con la transexualidad, a la gente que toda la vida la Iglesia ha etiquetado de enferma o de aberrante... ".

Para Neria, como para muchos otros expertos, la clave está en el cambio de actitud. "Francisco está abriendo puertas, dando pasos de gigante. No está en su mano arrancar los cimientos añejos de un Vaticano que ha hecho tanto daño y sigue haciendo".

"No me han extrañado sus declaraciones, las estaba esperando. Quizás porque yo tuve la suerte de sentarme a charlar con él una hora y media, quizá porque le he oido, le he visto, he visto sus ojos cuando me hablaba, y quizá porque he podido vivirlo en primera persona y en la cercanía. Creo que sé cómo piensa de todo esto. No me extraña que lo diga", concluye Neria, que insiste en que "Bergoglio es un guerrero al que es casi imposible parar, que va a luchar porque sigan abriéndose ventanas y entre aire fresco en la institución, y seguirá en su lucha por la igualdad, de dejar de rechazar y poner etiquetas".

Por otro lado, el jesuita José María Olaizola ha publicado un interesante hilo de Twitter en el que subraya cómo "para muchos será escandaloso lo que ha dicho el Papa sobre uniones civiles de personas lgtb, cuando en la sociedad ya está más que asumido. Nuestra asignatura pendiente no es decirles a las personas homosexuales qué hacer en su vida civil, sino facilitar su pertenencia eclesial".

En opinión de Olaizola, "creo que más gentes de iglesia tenemos que pronunciarnos más aún para que el Papa pueda llegar a decir más". Porque "cuando hay gente que dice que las personas lgtb ya son perfectamente acogidas en la Iglesia me vienen a la mente cientos de conversaciones que he mantenido con católicos/as lgtb heridos por la falta de acogida que han encontrado y encuentran. Cada día". Y es que queda mucho por hacer.

Volver arriba