El portavoz de la CEE lamenta que se proteja más al lobo, la abubilla verde o los huevos de cigüeñas que a la vida humana Argüello: "No aprobamos ninguna terapia de conversión"

Argüello, en la Permanente
Argüello, en la Permanente

"'Verdad y Libertad' no es una asociación católica. Cada cual tiene una responsabilidad y debe asumirla"

El portavoz de la CEE muestra su "dolor y perplejidad" ante el caso Novell, y admite que la Iglesia sigue enviándole el sueldo como obispo emérito

"Lo preocupante es que se considere progreso la interrupción de una vida, y que se considere conservador, sino ultraconservador el oponerse al aborto, y se considere superprogresista el defender al lobo, o a la abubilla verde, o a los huevos de las cigüeñas"

Sobre Cesáreo Gabarain: "La CEE no tiene ninguna decisión de abrir ninguna investigación"

“La Iglesia no se reconoce en estos asuntos, no tenemos autoridad para hablar de terapias (…) No aprobamos ninguna terapia de conversión”. La Iglesia española pronunció este mediodía la que seguramente es lo más parecido a una condena de este tipo de terapias restaurativas, que se encuentran en el fondo del ‘caso Novell’ y que han sido objeto de una investigación por parte del Vaticano.

Al término de la Comisión Permanente, el portavoz de la CEE, Luis Argüello, negó que se pueda hablar de un acompañamiento “terapeútico”, aunque a veces la terminología eclesial pueda hacerlo ver. Eso sí, el obispo auxiliar de Valladolid reivindicó “el derecho a acompañar a toda persona que quiera ser acompañada, cualquiera que sea su situación, desde el respeto a la persona, y a una concepción antropológica”, la católica, que propone la realidad hombre-mujer.

Novell participó, y promovió, 'terapias de conversión' de homosexuales hasta que el Vaticano lo frenó
Novell participó, y promovió, 'terapias de conversión' de homosexuales hasta que el Vaticano lo frenó

Preguntado por el informe del Vaticano acerca de la asociación ‘Verdad y Libertad’, Argüello recordó que “no se trata de una asociación católica” aunque, matizó, “es verdad que puede haber personas católicas en ellas. Pero cada cual tiene una responsabilidad y debe asumirla”, zanjó.

Novell es un personaje público

La cuestión de las terapias se encontró, como el lógico, de bruces con el ‘caso Novell’. A este respecto, Argüello admitió que el prelado “es un personaje público”, y reiteró el “dolor grande y la perplejidad” de la Iglesia española, por una decisión aún no explicada. “Hemos hablado de razones personales, que merecen el respeto del tiempo”, matizó el prelado, quien mostró su esperanza en “conocer a fondo las circunstancias”, que “dan a entender alguna crisis de fe, afectiva o de ejercicio del ministerio” y que, entiende, “precisan un tiempo para ser elaboradas”. “El respeto no significa privacidad, sino tiempo”.

Argüello, con Josetxo Vera
Argüello, con Josetxo Vera

Junto a ello, el portavoz episcopal destacó la “importancia de la fidelidad”, y reconoció que durante la Permanente se abordó el tema. “Nos hacemos una llamada a la propia fidelidad y agradecemos la de tantos hombres y mujeres”, señaló, aclarando que “Xavier Novell, para nosotros, es obispo emérito, y como tal tiene ese tratamiento, porque no hemos recibido ninguna información en otro sentido”. Esto es: que el prelado sigue cobrando, o al menos la Iglesia le envía, puntualmente, su sueldo como obispo emérito.

Rosarios contra el aborto

Más polémicas fueron sus respuestas ante la ley que pretende considerar delito las concentraciones ante las clínicas donde se realizan abortos. “Lo preocupante es que se considere progreso la interrupción de una vida, y que se considere conservador, sino ultraconservador el oponerse al aborto, y se considere superprogresista el defender al lobo, o a la abubilla verde, o a los huevos de las cigüeñas, que no se pueden desmontar los nidos porque son una especie protegida ¿Cómo no considerar especie protegida a la vida humana?”, se preguntó Argüello.

Yo no voy a rezar el Rosario delante de las clínicas abortivas.
Yo no voy a rezar el Rosario delante de las clínicas abortivas.

Tras admitir que “el aborto es un drama, en primer lugar para la mujer que lleva esa vida”, Argüello criticó que “se considere un derecho la muerte de una nueva vida en el seno de la madre, y que no haya un derecho de presencia en la plaza pública para poder orar, para poder ofrecer a estas personas otras posibilidades y ayudas. Me sorprende”.

Alternativas y objeción de conciencia

Para el portavoz de la CEE, la presencia de esas personas junto a las clínicas “quiere recordar, con la oración, la dignidad sagrada de la vida humana, y con la información, de que hay alternativas al aborto”. Al tiempo, subrayó que, en más de una ocasión, algunas mujeres “han cambiado su decisión”.

“Esto no es una cuestión de fe, sino de ciencia. La ciencia nos dice que hay una nueva vida, con un ADN propio, con un genoma propio, con unas capacidades de crecer y desarrollarse que si no se interrumpen llegarán a alumbrar una nueva vida que ya es”, glosó Argüello, quien se mostró en contra del registro de objetores de conciencia al aborto, subrayando que “en esta época, obligar a un objetor a que además tenga que registrarse de manera previa… afecta a sus derechos”.

Cesáreo Gabaráin
Cesáreo Gabaráin

El "Sambenito" de Gabarain

Finalmente, cuestionado por el caso de Cesáreo Gabarain y la posibilidad de que se prohíban sus canciones en las misas, el portavoz de la CEE calificó esa posibilidad de “una condena típica de tiempos medievales, de los sambenitos”. Sería bueno que pudiéramos distinguir: decir que la obra musical de esta persona queda contaminada por lo que pudiera haber dicho o hecho, me parece exagerado. Sus canciones habrán de ser valoradas por su calidad musical, por lo que puedan decir o significar”.

“La CEE no tiene ninguna decisión de abrir ninguna investigación”, finalizó Argüello. ¿Las diócesis afectadas? “Francamente, lo dudo. Estamos hablando del cardenal Tarancón, fallecido, esa persona, fallecida, los implicados han muerto”. No así las víctimas.

Primero, Religión Digital
Volver arriba