El hombre, de nacionalidad marroquí, acusado de delito contra los sentimientos religiosos Detenido por intentar "anunciar el Islam" en una de las torres de la basílica del Pilar

Basílica del Pilar
Basílica del Pilar

Además, el deán expresó que: "En estos tiempos es muy preocupante que entre alguien a gritos en una iglesia con un ejemplar del Corán en la mano, pero la verdad es que no ha pasado gran cosa. Ha sido un accidente sin más", explicó el dean

Un hombre ha sido detenido este jueves en torno a las 18.30 horas en la plaza del Pilar, Zaragoza, tras haber irrumpido en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar con un Corán, libro sagrado de los musulmanes, en la mano. El hombre, cuya identidad aun no ha sido revelada, llegó gritando al templo cuando la misa estaba por terminar y manifestó que subiría a una de las torres de la iglesia "para anunciar el islam", según informó el Heraldo de Aragón.

Los vigilantes de la basílica sujetaron y sacaron al hombre de la iglesia. Posteriormente, arribaron agentes de la Policía Nacional y lo arrestaron. Como era de esperarse, esto causó un gran revuelo en la plaza, la cual estaba llena no solo de testigos sino también de policías

El Corán
El Corán

Según ha indicado el medio citado, a última hora de ayer jueves, el hombre seguía detenido en la comisaría por "un delito contra los sentimientos religiosos".

Nada que lamentar

"No ha habido tumulto ni nadie ha resultado herido. Yo estaba celebrando la misa y he oído fuertes gritos por la zona de la Santa Capilla. Apenas unos minutos más tarde, al acabar la ceremonia, ya habían avisado a la Policía de que había entrado un hombre gritando en la basílica", le dijo Joaquín Aguilar, deán del cabildo zaragozano, a dicho medio.

Basílica del Pilar. Zaragoza
Basílica del Pilar. Zaragoza

"Enseguida han llegado dos o tres dotaciones de la Policía y lo han detenido. Había dejado el ejemplar del Corán en el retablo de la Virgen esculpido por Pablo Serrano e iba por la plaza. Lo han detenido en un momento y no ha pasado más nada".

Además, el deán expresó que: "En estos tiempos es muy preocupante que entre alguien a gritos en una iglesia con un ejemplar del Corán en la mano, pero la verdad es que no ha pasado gran cosa. Ha sido un accidente sin más".

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Etiquetas

Volver arriba